Mejoras que son escasas o la venta de humo en tiempos electorales.

Foto Prensa Gobierno de Mendoza.

La gestión del Gobernador de Mendoza se ha caracterizado desde su inicio, o incluso en las campañas previas a su asunción, por las promesas incumplidas o anuncios que luego se diluyen en la nada, o resultan insignificantes.

Salvo contados casos, las obras o mejoras en los servicios que anuncian desde la Casa de Gobierno, terminan siendo sólo una puesta en escena, o una fabulosa venta de humo.

Hace unos días, se difundió desde el gobierno las importantes mejoras en el centro de Salud del Manzano Histórico.

“Por primera vez en su historia, el Manzano cuenta con servicio de emergencia” anunció con bombos y platillos el gobierno provincial.

En realidad, la mejora consistió en agregar algunas horas a la atención de los profesionales en el Centro de Salud, extendiéndola hasta las 20, según lo reconoció al programa “Con Estilo Propio” de Radio Libertad, la Coordinadora del Área Departamental Verónica Atencio.

Algo que, aunque lo hicieron parecer espectacular, no alcanza para cubrir la necesidad de las miles de personas que visitan el lugar a diario y se quedan hasta mucho más tarde, sobre todo en temporada de verano.

Menos aún satisface las necesidades de la comunidad que vive en el distrito y que para resolver una emergencia deben recorrer muchos kilómetros hasta Vista Flores en el mejor de los casos, o llegar hasta el Hospital Scaravelli.

Según explicó la funcionaria, la dificultad que encuentra el gobierno para ampliar la atención en los centros de salud, es conseguir profesionales que acepten trabajar en lugares alejados, a pesar de los ítems que mejora el pago de sus servicios.

Lo cierto es que turistas y vecinos del Manzano Histórico tienen vedado enfermarse o accidentarse pasadas las 8 de la tarde.

A pesar de ésta situación, que se repite en otros distritos del departamento también, los funcionarios de Cornejo siguen vendiendo humo… y algunos lo compran.