Los ganaderos del centro molestos por el costo de las vacunas aseguran: “Nos están metiendo la mano al bolsillo”.

Cada vez es mayor el malestar de los productores ganaderos del Valle de Uco, ya que continúan sin recibir explicaciones sobre la conformación del costo de las dosis para iniciar la campaña de vacunación 2019.

Desde la conformación de la reunión COPROSA realizada el pasado 22 de enero, que consideran irregular, y luego de la cual se conoció el costo de las dosis de vacunas contra aftosa y brucelosis, los ganaderos no han parado de enviar notas y reclamos, los cuales han sido directamente ignorados.

El presidente de la Asociación de Ganaderos del Centro, Enrique Moronta explicó que el costo en el inicio de la campaña 2019 será de 93 pesos por dosis, y la sospecha de los productores tiene que ver con algunos ítems que no están del todo claros.

La falta de respuesta por parte de los responsables de la Coprosamen profundiza aún más las dudas, incluso la sospecha de que “les están metiendo la mano al bolsillo”, según expresan.

Tras la reunión del pasado miércoles, a la que concurrieron cerca de 100 productores, y ante la falta de respuestas, los ganaderos han decidido solicitar la nulidad de la reunión COPROSA y volver a estudiar el costo de las dosis.

En el encuentro “estuvo presente el delegado suplente de Gral. Alvear, contador Osvaldo Bardaro quien logró conseguir algunas de las planillas y datos, porque los balances no los han presentado, le dijeron que no se los iban a dar”, expresó Moronta.

De los datos que aportó Bardaro, surge que “el año pasado nos cobraron 14 o 15 pesos de más por dosis, y este año nos quieren cobrar 23 pesos por encima del costo real” aseguró molesto el presidente de los ganaderos. Mientras, la campaña que comienza el 11 de febrero, se llevará adelante y se mantendrán en alerta sobre las definiciones.