Preocupante situación atraviesa la vitivinicultura a días de comenzar la cosecha

A pesar de la inminente crisis del sector, el gobierno parece mirar para otro lado.

La complicada situación que atraviesa la vitivinicultura la está llevando a una crisis de la que el gobierno parece no estar enterado. O, como opinan algunos, no le interesa en lo más mínimo.

Y la crisis que vive el sector es una bomba de tiempo a la cual lo que no le queda es justamente eso, tiempo. Las medidas deben tomarse de manera urgente porque estamos a días de la cosecha.

Así opina el productor y bodeguero Martín Hinojosa quien aseguró al programa “Con Estilo propio” de Radio Libertad que “lamentablemente se dio lo que algunos ya veníamos diciendo, que la caída en el consumo de vinos en la Argentina ha afectado directamente a la industria ya que entre el 70 y 80% de lo que se vende de vinos, se vende en Argentina. Y como la Argentina está en una crisis de consumo, eso afecta a la vitivinicultura como a cualquier otro sector productivo”.

“El problema es que la vitivinicultura da muchísimos puestos de trabajo, y es un motor que mueve las economías locales, Tunuyán, San Carlos, Luján, porque el dinero que genera la cadena vitivinícola, queda en los pueblos”.

“Lo que está pasando hoy con la vitivinicultura, es que hay vino que sobra. Sobra vino en la Argentina, y además sobra vino en el mundo. Ha habido cosechas extraordinarias en Italia, en Francia y en España, que son los tres productores más grandes del mundo, con cosechas record, y eso ha hecho que haya mucho vino en el mundo, y cuando eso pasa, esos países bajan muchísimo el precio”.

“Como consecuencia, hoy las bodegas que compran uva en el Valle de Uco, en el mejor de los casos te están ofreciendo comprarte la mitad. En otros casos, te ofrecen hacerte vino la uva y después el productor se las arregla para venderlo. Y esto no es mala voluntad de los bodegueros, pasa que el bodeguero no puede vender el vino que pensaba vender, está estoqueado, y no hay estrategias públicas para sacar adelante una crisis vitivinícola”.

Martín Hinojosa lamentó que desde el gobierno no existan políticas públicas que apoyen al sector “Yo creo que al gobierno no le interesa promover el mercado vitivinícola. Creo que tienen otros ejes que no son la vitivinicultura”.

“No se puede financiar la vitivinicultura con tasas arriba del 50%. La oferta del Fondo de la transformación es una tasa del 29,5% y nos hacen creer que esa es una buena tasa” .

Hinojosa cargó también contra las entidades al afirmar que “las entidades vitivinícolas han estado muy calladas, sorprendentemente muy calladas” enfatizó.

El empresario no se quedó en la queja y ofreció una propuesta para paliar la crisis: “El gobierno tiene que intervenir en el mercado de vinos, aseguró, comprando 300 millones de litros, que es un stock de tres meses, hacer un fideicomiso, y salir a ofrecerlo al exterior. Así pierdan dos pesos por litro, es más barato que una crisis vitivinícola. Pero esas son las decisiones políticas que se tienen que tomar. Una semana del Mendotran gratis, salió casi este costo. Tal vez para este gobierno no es políticamente estratégico salvar la vitivinicultura”.

“Que salga el gobierno a comprar, que equilibre los precios, y que lo salga a exportar”.

“El estado tiene que intervenir, no quedarse de brazos cruzados mirando como todo se incendia”.

Y afirmó “Nos encanta compararnos con Estados Unidos, y es un estado capitalista que motoriza su propia economía interviniendo”.

Finalmente Hinojosa detalló que un aporte importante para frenar la crisis sería “Un operativo de compra de uvas, más una tasa de interés razonable, que esté entre el 15 y el 17%, más una campaña de promoción del sector vitivinícola sería lo ideal.

Serían tres patas, dijo, la financiera, la comercial y la de promoción, eso ayudaría muchísimo, pero hay que tener la decisión de querer hacerlo”, y concluyó: “Para financiamiento está el Fondo de Transformación y Crecimiento, para promocionar el vino existe el Fondo Vitivinícola, del cual el estado es parte, y para hacer un fideicomiso de vinos tenés Mendoza Fiduciaria de la cual el estado también es parte”.

Pero lamentablemente Una propuesta como ésta, dijo, no entra en la definición del rol que para este gobierno tiene que tener el estado , son definiciones que yo respeto pero no comparto”.