Con una acción desesperada, productores de Tunuyán intentan hacer visible la grave situación que atraviesan.

Regalaron peras y duraznos en la plaza departamental de Tunuyán.

Los vecinos y automovilistas que transitaban por el lugar se encontraron con un inesperado regalo en el centro del departamento. Productores de peras y duraznos regalaron su producción como una manera de mostrar la grave crisis que está viviendo la producción primaria en la región.

Según expresaron los productores al Programa “Motivos” de Radio Libertad, mientras los consumidores pagan entre 25 y 30 pesos por un kilo de duraznos en las verdulerías o supermercados, ellos reciben 4 pesos en el mejor de los casos.

En el caso del durazno de industria, el precio al que lo reciben las fábricas ronda los 3 pesos y lo pagan recién a los cuatro o seis meses, incluso en algunos casos terminan de cobrarlos en noviembre.

“La situación es desesperante porque no podemos seguir trabajando a pérdida, ni siquiera sabemos que va a pasar con la cosecha del año que viene porque no podemos trabajar la finca”, dijo Pedro Manzano, uno de los productores presentes en la plaza.

“La situación de los productores es desesperante”

Pero no se trata sólo de su propia situación, “Nos preocupa la gente que trabaja con nosotros porque si no trabajamos la finca, no podemos mantener las fuentes de trabajo”, lamentó. “Nos hemos reunido con todos los funcionarios, y no es un problema sólo de éste gobierno”, aseguró Eber Pérez Plaza, otro de los productores, “a nosotros no nos importa si es radical, peronista o demócrata, nos importa el campo porque vemos que las fincas van camino a desaparecer si desde el gobierno no se toman medidas urgentes para apoyar a la producción primaria”.