Con un guiño a los intendentes el Fiscal de Estado se expidió sobre la medida cautelar

El paso que faltaba en su camino hacia la resolución de la medida cautelar presentada por los intendentes afectados por la reglamentación del Artículo 198 que impide su reelección, ya lo dio este lunes el fiscal de estado Fernando Simón.

Y resultó ser un empujón anímico para los intendentes, ya que en su dictamen Fiscalía de Estado le remarcó a la Corte “la estrictez y prudencia que la jurisprudencia exige a efectos del otorgamiento de una medida cautelar, debiendo a tal fin analizar si la demora hasta el dictado de la sentencia de fondo puede generar un daño irreparable a los peticionantes”.

En otras palabras, Simón “apuró” a los supremos para que la Corte resuelva cuanto antes la acción de inconstitucionalidad presentada por los cuatro intendentes que buscan la reelección, ya que de no hacerlo, el máximo tribunal “cometería un daño irreparable a los candidatos y a la ciudadanía”.

De ésta manera la Sala dos de la Corte deberá resolver, en primer lugar las recusaciones de los magistrados Dalmiro Garay y Mario Adaro, para luego abocarse al planteo de los intendentes.

La expectativa de los caciques está centrada en que la medida cautelar se resuelva antes del 9 de marzo, fecha tope para que los partidos presenten las listas de candidatos de cara a las elecciones del 28 de abril y que, de resolverse en forma favorable, les deje allanado el camino para convertirse en candidatos.

“Si la sentencia de la Corte sobre la cautelar se demora hay peligro de que se produzca un daño irreparable: que los intendentes no puedan presentarse a las candidaturas y que la ciudadanía no los tenga como candidatos para elegirlos al momento de los comicios” expresó el fiscal de estado Fernando Simón a un medio provincial. “Opinamos que el peligro de daño irreparable existe. Si el día tope para presentar listas no hay claridad sobre si (los amparistas) pueden o no ser candidatos, lo que pase de ahí en más no se podrá arreglar”.

Además el fiscal de Estado opinó que sobre el tema de fondo, “es imprescindible que haya un fallo plenario de la Corte. Es necesario darle claridad a este debate iniciado desde la vuelta a la democracia acerca de cuáles son las mayorías para las reformas constitucionales: las que figuran en el padrón o las que efectivamente emiten el sufragio”.