Para el presidente de Cáritas al gobierno de Macri le falta “sensibilidad”

Monseñor Carlos Tissera, obispo de Quilmes, realizó un durísimo balance de la gestión del presidente Mauricio Macri luego de que la UCA informara que más de la mitad de los niños en la Argentina están en la pobreza.

“La cena pasó a ser un recuerdo” aseguró sin rodeos monseñor Carlos Tissera, obispo de Quilmes y presidente de Cáritas. Tissera formuló estas declaraciones apenas unas horas después de que el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA advirtiera que el 51,7% de los niños, niñas y adolescentes se encuentran por debajo de la línea de la pobreza.

Tissera aseguró además que la ayuda oficial a través del ministerio de Desarrollo Social aumentó “en algunas cosas pero no en el grado suficiente o por lo menos proporcional” al aumento de la cantidad de personas que acuden a los comedores comunitarios para poder comer.

Consideró además que en los últimos años “lo que se está viviendo en Argentina como en otros países de América latina es el empobrecimiento de la clase media”. Y aseguró que el impacto en Cáritas se siente fuerte “porque muchos de los que ayudan son de clase media y no alta”.

A la hora de explicar el aumento de la pobreza en la Argentina Tissera consideró que “evidentemente la ambición desmedida de algunos no permite que se vayan realizando procesos en donde hay una mayor participación y buena distribución de las riquezas. Esto es una cuestión política”.

Acerca de la reacción del gobierno frente a esta realidad, el presidente de Cáritas advirtió que “no hay tanta sensibilidad, pienso que toda la cuestión de presupuesto ha aumentado el monto de algunos planes sociales, pero la realidad es que la inflación está comiendo todo eso. Sobre todo no se va apuntalando el sistema productivo del país, hay una falta de producción de trabajo que hace a la dignidad de un país y un pueblo”.

Fuente: Minuto Uno