Por temor al aumento de repetidores el Gobierno daría marcha atrás con la eliminación de las mesas de marzo

Cuando la Dirección General de Escuelas anunció la eliminación de la mesa de marzo del calendario escolar 2020, originalmente destinada a aquellos alumnos que adeudaban tres materias, se alzaron las voces desde distintos sectores de la comunidad educativa, entendiendo que esa medida afecta a los alumnos que están al borde de repetir el año.

Es cierto también que los docentes, en general, se mostraron de acuerdo con la medida, ya que las mesas adicionales implicaban un trastorno al tener que asumir la responsabilidad de tomar exámenes de manera simultánea con el dictado de clases.

Sin embargo, ahora desde la Dirección General de Escuelas (DGE), adelantaron que evaluarán la situación de cada establecimiento educativo y podrían dar marcha atrás con la medida en casos especiales. 

El gobierno escolar entiende que dejar sin efecto las mesas adicionales, aumentará la repitencia y es justamente ese índice al que temen. Por ello, y aunque ningún funcionario se anima a decirlo en público, puertas adentro de la DGE están evaluando restablecer ésa instancia.

De hecho, el gobierno educativo aseguró que estará atento a sugerencias, consultas y proyectos para analizar la situación de cada escuela.