Hoy se retoma la discusión por el Presupuesto y el oficialismo apuesta a la división del PJ para obtener la aprobación

La esperanza del Gobierno por el endeudamiento está puesta en Mario Abed.

Este lunes será un día clave para el gobierno de Rodolfo Suarez. Es que se define si la oposición aprueba el presupuesto y el endeudamiento que intenta obtener el oficialismo para avanzar con obras y mantener cuentas ordenadas.

Este lunes en la Legislatura habrá sesión especial y el gran punto de discusión, y que hasta ahora viene trabando el debate y la sanción de la ley es el endeudamiento. Los 300 millones de dólares para obras, y el roll over, es decir el canje de vieja deuda por $6.500 millones que el gobierno quiere negociar para no tener que pagar.

La estrategia del gobernador Suarez es sentarse a charlar con varios legisladores del PJ que podrían dar un guiño para que la ley se apruebe. El oficialismo le saca humo a la calculadora y según sus cuentas, le faltan sólo 5 votos para alcanzar los dos tercios necesarios para aprobar la Ley de Leyes con el endeudamiento.

A los intendentes peronistas los seducen las obras que se pueden realizar a futuro en sus departamentos.

Pero también están atados a lo que decida el núcleo duro del PJ, comandado por Anabel Fernández Sagasti quien en las últimas horas tuvo una reunión  importante para definir posturas antes de la sesión especial de este lunes con los intendentes Martín Aveiro (Tunuyán), Roberto Righi (Lavalle), Emir Félix (San Rafael), Matías Stevanato (Maipú) y Fernando Ubieta, junto a la única administradora municipal como es Flor Destéfanis (Santa Rosa). 

Anabel Fernández Sagasti no quiere que la deuda se avale en dólares. Pero desde el oficialismo local intentarán negociar y convencer a legisladores hasta último momento.

Los legisladores de Protectora ya comunicaron que votarán en contra. Y exigieron al peronismo que no vayan para atrás con la propuesta.

Por el lado del Partido Intransigente, Eduardo Martínez apoya la propuesta presupuestaria del Frente de Todos, de esta manera votaría en contra.

Suarez tendrá que esperar esos tres votos, que parece que van en contra de la intención del presupuesto oficialista, y convencer a los legisladores lavallinos, maipucinos, sanrafaelinos y sanmartinianos.

En total son ocho y todo indica que las intenciones funcionarían en bloque para decirle que no al proyecto oficialista.

El fin de semana que acaba de terminar, la rosca política puso al rojo vivo los teléfonos. El oficialismo intentará dividir los votos peronistas y obtener así la aprobación en el recinto.