La DGE pidió “poner límites” por polémicos festejos de alumnos del último año de secundaria

José Thomas - Titular DGE

Último Primer Día, el festejo de los alumnos del último año de la secundaria enciende una vez más las alarmas del gobierno escolar. Es que ese día chicos y chicas suelen llegar alcoholizados y producen desmanes. Piden a los padres “poner límites”.

El miércoles 26 comienzan las clases en Mendoza y los alumnos de toda la provincia volverán a las aulas.

Y una moderna y polémica celebración de los alumnos de quinto año que se ha popularizado en los últimos años, vuelve a estar en el centro de la escena.

Se trata del “Último Primer Día (UPD)”, que consiste en una fiesta entre los compañeros del último año de la secundaria la noche anterior al comienzo del ciclo lectivo.

El rito de reunirse, comer, beber, bailar y pasar la noche en vela para ir a la escuela sin dormir despierta polémica y preocupación, principalmente por el consumo de alcohol y por el estado en el que algunos alumnos llegan al colegio.

Los festejos por el UPD han encendido las alarmas de la DGE

De un tiempo a esta parte este festejo se  ha hecho tan popular, que es casi un ritual entre los estudiantes de último año. Si bien no hay demasiados parámetros sobre cómo y qué hacer, genera polémica y preocupación entre los adultos. 

Es que en algunos casos se ha detectado que los futuros egresados se reúnen en la casa de algún compañero o se van de camping o incluso alquilan un salón de fiestas para pasar la noche en vela. Durante la madrugada ingieren bebidas alcohólicas y al día siguiente, a primera hora llegan todos juntos a la escuela y para iniciar el ciclo lectivo, llevan disfraces, aerosoles con espuma y cotillón.

Además en muchas oportunidades la celebración del UPD está acompañada de actos de vandalismo, cortes de calles, ruidos molestos y lanzamiento de pirotecnia, lo que genera quejas y denuncias.

Es por eso que desde la Dirección General de Escuelas llamaron a los padres a “reflexionar y poner límites”.

José Thomas, titular de la DGE, pidió a padres y alumnos “tomar conciencia” sobre las actividades que se realizan en la reunión antes de asistir a la escuela el próximo miércoles 26 de febrero. 

El funcionario además hizo hincapié en que la sociedad en su conjunto debe dar una discusión sobre los excesos que se cometen en estos festejos.