Cornejo propone declarar la emergencia económica en la actividad turística

Alfredo Cornejo - Diputado Nacional Juntos por el Cambio

El ex gobernador de Mendoza busca proteger la actividad turística y presentó juntos a sus pares del bloque radical Jimena Latorre, Luis Petri y Federico Zamarbide esta iniciativa para reducir “el fuerte impacto” que tiene la pandemia de coronavirus en la industria turística mundial.

El Diputado Nacional y presidente del Comité Nacional de la UCR Alfredo Cornejo, presentó hoy un proyecto de Ley para que se declare la emergencia económica, financiera y fiscal para la actividad turística por seis meses, debido a la caída de ventas que sufren esas empresas, a raíz de la pandemia de coronavirus que afecta a la Argentina y el mundo.

“En Argentina existe una caída abrupta en la demanda de servicios turísticos que, sumado a las cancelaciones de vuelos, repercute negativamente en toda la economía del sector y de las actividades vinculadas”, sostuvo Cornejo, en los fundamentos del proyecto.

“El esfuerzo que se demanda al sector turístico con el objetivo de que sean cumplidos los parámetros de salubridad necesarios para disminuir el riesgo de avance del virus en nuestro país, debe ser cumplimentado con una serie de medidas a fin de disminuir el impacto que le genera en términos financieros y económicos”.

El proyecto redactado por Cornejo autoriza al Poder Ejecutivo, entre otras medidas, a la suspensión del “Impuesto PAIS” a la venta de servicios turísticos hacia el exterior tanto terrestres, aéreos, marítimos y de alojamiento, con el fin de facilitar la re programación de los mismos.

El proyecto contempla la implementación de las medidas necesarias para que el sector acceda a los beneficios del Programa de Reactivación Productiva (Repro) mediante trámite simplificado.

En ese contexto, autoriza a reducir en forma gradual las contribuciones patronales, conforme a los porcentajes que determine la reglamentación, y prorrogar vencimiento del pago de los impuestos.

Además, propone habilitar al gobierno a otorgar líneas de crédito en condiciones diferenciales, instituyendo un régimen de bonificación de tasas de interés, y contemplando amplios plazos de amortización, y períodos de gracia según el retorno de la inversión.

De acuerdo al proyecto de Cornejo, el Poder Ejecutivo podrá implementar subsidios para las tarifas vigentes de servicios públicos; Eliminar de retenciones y percepciones impositivas y compensar los impuestos a través del criterio de libre disponibilidad.