El Gobierno estudia autorizar las reuniones familiares a pedido de los intendentes del Este

Este viernes se publicó el Decreto 635 que habilita y regula las reuniones familiares en Mendoza.

En sintonía con las provincias de San Luis, Salta y La Pampa, Mendoza podría autorizar también reuniones familiares o sociales y salidas a hacer ejercicios al aire libre. 

Esto podría ocurrir en la semana de mayo que se inicia el lunes 25 una vez que finalice la actual etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Se conoció que el Gobierno de la provincia ya lo está evaluando e incluso algunos departamentos lo vienen pidiendo, sobre todo los de la zona Este.

Si bien una reunión familiar no está prohibida expresamente, sí lo están los eventos sociales como cumpleaños, festejos y todo lo que implique traslado de personas de un lugar a otro para una celebración.

Lo cierto es que la posibilidad de que se permitan los encuentros familiares o sociales se ve cada vez más cercana y es un hecho que formará parte del próximo pedido que el Gobierno de Rodolfo Suarez le hará al presidente  Alberto Fernández.

“La iniciativa de autorizar este tipo de encuentros dependerá en gran medida de cómo evolucione en Mendoza el avance del virus”, dijo el gobernador a Diario Los AndesSi se mantienen los números actuales -van 4 días si casos positivos- es seguro que se buscará acceder a la autorización presidencial para tener otra vez reuniones familiares.

Por supuesto que no serán, en principio, reuniones todos los días y en la forma tradicional. Podría establecerse un límite de cantidad de personas como también la obligatoriedad de mantener el distanciamiento social. Algo similar a lo que realizará la provincia de San Luis. No obstante se sabe que esto será imposible de controlar por lo que se apelará a la conciencia ciudadana.

Se evaluará además si este tipo de juntadas se hará sólo los fines de semana y si se permitirá ampliar los encuentros y no limitarlos a los grupos familiares. Todo eso entrará en estudio en la semana que se inicia.

El intendente de San Martín, Raúl Rufeil, planteó que los reuniones familiares no deberían exceder la cantidad de 8 personas. A esta iniciativa se sumaron los intendentes de Rivadavia, Miguel Ronco y de Junín Héctor Ruiz.