Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia

La igualdad entre hombres y mujeres es una prioridad para el municipio y visibilizando este día se busca apoyar a las jóvenes que deseen desarrollarse en actividades científicas y a su educación.

La Municipalidad de Tunuyán, desde la Dirección de Gestión Social, conmemora el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Dicha efeméride fue proclamada el 22 de diciembre de 2015, por la Asamblea General de la UNESCO, para reconocer el rol crítico que juegan las mujeres y las niñas en la ciencia y la tecnología.

La ciencia y la igualdad de género son fundamentales para un desarrollo sostenible. Aún así, se siguen encontrando obstáculos en el campo de la ciencia. Desde el municipio queremos visibilizar a las mujeres del departamento que se dedican a esta actividad tan importante para la sociedad, como es el caso de la bioingeniera María Paula Bonaccorso Marinelli.

Paula es una investigadora tunuyanina y becaria doctoral en Neurociencias del CONICET. De niña ya sentía un fuerte interés por revistas de divulgación científica y recuerda que hacía experimentos mezclando diferentes elementos y llevando notas de cómo iban evolucionando. “Elegí bioingenieria en el último año del secundario y me encamine por ella porque abarcaba todo lo que me interesaba aprender en cuanto a las materias  que ofrecía y siempre fusionaba la tecnología con la salud”, expresa.

La igualdad entre hombres y mujeres es una prioridad para el municipio y visibilizando este día se busca apoyar a las jóvenes que deseen desarrollarse en actividades científicas y a su educación.

Esta bioingeniera tunuyanina ha participado de numerosos congresos y reuniones científicas, así como de la escritura de más de cinco artículos académicos, algunos de carácter internacional.

Sostiene convencida que es crucial que “empoderemos a las niñas para que se vinculen con la ciencia desde lo cotidiano para que aprendan a hacerse preguntas y que se cuestionen el porqué de las cosas”, haciendo hincapié en que “alimentarles la curiosidad es un gran comienzo”.