El gobierno chileno anunciaría cambios en el Plan de Fronteras Protegidas. Ello implica flexibilizar el ingreso al vecino país.

por Redacción

Las nuevas medidas se anunciarían mañana miércoles pero comenzarían a regir en las próximas semanas.

La mejora en la situación epidemiológica chilena, referida al covid-19, llevó al gobierno a considerar la reactivación turística.

Dependiendo de personas vacunadas o no las medidas serán diferentes.

Los turistas que ya hayan recibido la vacunación de manera completa, deberán acreditar mediante un trámite que ha completado el esquema de inmunización en su país de origen. Se exigirán algunas de las vacunas reconocidas por la Organización Mundial de la Salud. Estas personas deberán cumplir una cuarentena de cinco días que se podrá realizar en distintos hoteles. Los que no estén vacunados podrán ingresar al país pero la cuarentena se extenderá de 7 a 10 días.

Desde el Ministerio de Salud señalaron a la prensa local que la determinación de establecer cuarentenas “diferenciadas”, según el estado de vacunación del viajero, apunta a dar ciertos privilegios a la población que cuente con su esquema completo. Esto es debido a que, la experiencia indica, implican un riesgo menor que alguien que
no está inmunizado.