En su visita a Tunuyán las Cholitas Escaladoras fueron reconocidas por el intendente Aveiro


El intendente reconoció su tenacidad, fuerza, perseverancia y por su respeto y amor a sus raíces culturales.

Las “Cholitas Escaladoras”, admiradas por el logro de hacer cumbre en el Cerro Aconcagua, estuvieron en Tunuyán y recibieron un reconocimiento de manos del intendente Martín Aveiro. El acto se realizó el día sábado 26, en el marco del festejo del 9° aniversario del Estado Plurinacional de Bolivia.

Las cinco mujeres (pertenecientes al pueblo Aymará) desafiaron al cerro Aconcagua con su vestimenta  típica, logrando hacer cumbre el día 23 de enero. Tres días después de este gran desafío,  participaron y recibieron un reconocimiento del intendente de Tunuyán.

Lidia Huayllas, Dora Magueño, Analía Gonzáles, Elena Quispe y Cecilia Llusco, autodenominadas, “las cholitas escaladoras” son cinco mujeres que viven en la ciudad boliviana de El Alto-La Paz, donde trabajan como cocineras junto a sus esposos y hermanos.  “Las Cholitas” al ser esposas o hermanas de guías y porteadores del país vecino, siempre trabajaron junto a ellos  por lo que están familiarizadas en las tareas de logística, cocina y campamentos para andinistas.

El reconocimiento se dio en un hecho histórico ya que Tunuyán fue la primera sede del interior en celebrar y conmemorar el aniversario del Estado Plurinacional de Bolivia. Los festejos se llevaron a cabo en la Plaza departamental. Desde la mañana del sábado hasta la noche, este espacio fue testigo de un despliegue de colores, comidas típicas y culturas del vecino país.

Los protagonistas de esta celebración fueron los miembros de la colectividad boliviana de toda la provincia, una gran cantidad de vecinos que se acercaron a disfrutar de este hecho multicultural y autoridades encabezadas por el  intendente Martín Aveiro, junto al embajador de Bolivia, el cónsul Francisco Navajas y el ex ministro boliviano Dionisio Nuñez. Las cholitas escaladoras fueron reconocidas por su tenacidad, fuerza, perseverancia y por su respeto y amor por sus raíces culturales.