Intendentes reeleccionistas nerviosos por el fallo de la Corte

La mañana de éste miércoles marcará un nuevo paso hacia la resolución sobre el planteo de inconstitucionalidad presentado por los intendentes justicialistas que a toda costa buscan mantenerse al frente de sus comunas.

Roberto Righi de Lavalle, Jorge Omar Giménez de San Martín, Emir Félix de San Rafael y Martín Aveiro de Tunuyán deberán verse las caras con los representantes del gobierno en la audiencia de conciliación a la que fueron citados.

Si bien no es esperable un acuerdo entre las partes, con posturas tan firmes y antagónicas, lo cierto es que luego de ésta formalidad se abrirá el camino hacia la inminente resolución del tema de fondo.

Y es justamente ese fallo el que los caciques esperan con una dosis no menor de ansiedad y nerviosismo.

Nadie puede asegurar cual será la resolución que tomen los siete jueces supremos en un tema que marcará el futuro institucional de la provincia y será un hito histórico de la vida democrática.

Sin embargo, hay varias especulaciones e hipótesis que manejan puertas adentro del PJ.

Una posibilidad sería que la Corte le de la razón a los intendentes, y sostenga el fallo Kemelmajer con lo cual el decreto de Cornejo perdería sustento y la reforma no sería válida. Esta posibilidad es bastante remota según opinan los especialistas.

Otro camino sería que la Corte falle a favor del gobierno, validando la reforma del art. 198 y las elecciones de los intendentes quedarían limitadas a sólo dos mandatos.

Aquí la especulación de los intendentes es que en el fallo se determine que la aplicación rija a partir de las próximas elecciones y permitirles participar en el acto eleccionario actual.

La estrategia de los abogados de los caciques, en el manejo de los tiempos judiciales, fue siempre dirigida en ese sentido.

El gobierno insiste en reclamar que la Corte resuelva de manera urgente. Sin embargo, ayer se conocieron declaraciones de uno de los jueces, el Dr. Mario Adaro, quien dio una pista sobre una posibilidad que hasta ahora muy pocos contemplaban. Dejó entrever que el fallo podría conocerse después de las PASO del 28 de abril, luego que los ciudadanos hayan emitido el voto.

Si esto ocurre, el papelón sería aún mayor porque se produciría un “Limbo legal” sin precedentes y de muy difícil resolución.

A esta altura, los intendentes no piensan en otra cosa. A su obsesión reeleccionista se le suma la incertidumbre que los tiene muy nerviosos.

Tan nerviosos están por estos días, que algunos han empezado a ver fantasmas en todos lados. Paranoia política podría decirse. Sería sano que calmen los nervios, y no busquen enemigos donde no los hay. Porque esa búsqueda irracional de enemigos afuera, puede hacerles perder perspectiva, y tal vez el daño, si lo hay, venga desde sus propias entrañas.