Más de 360 adhesiones obtuvo la designación de Omar Sorroche como Consejero de Irrigación

Luego de la audiencia pública el Senado Provincial deberá votar el pliego.

El sancarlino es técnico en conservación de la naturaleza y áreas protegidas, tiene una larga experiencia en el tema de recursos naturales y fue, por ejemplo, uno de los primeros guardaparques de la provincia.

Omar Sorroche, ex legislador provincial y actual funcionario de la secretaría de Ambiente de la Provincia es el hombre elegido por el Gobernador Alfredo Cornejo como Consejero del Departamento general de Irrigación en representación del Río Tunuyán superior.

Según él mismo lo expresó a Círculo Diario, ha participado como asesor del entonces legislador Ulpiano Suarez en la creación de la Reserva Natural Laguna del Diamante. Trabajó también en la ampliación de la Reserva del Manzano Histórico. Fue creador también como concejal en San Carlos de la Ordenanza que prohíbe el fracking en el departamento.

Omar Sorroche resaltó la importancia que tiene en nuestra provincia el agua y la responsabilidad que pesa sobre quienes deben administrar el recurso. Y destacó que solamente el tres por ciento del territorio provincial es un oasis aprovechable para la agricultura en general incluyendo a la industria insignia de Mendoza como es la vitivinicultura. La limitación la presenta justamente la falta de agua. Nuestras principales fuentes acuíferas provienen de la Cordillera con sus glaciares históricos y con una fuerte dependencia de las nevadas.

El manejo responsable del agua es fundamental, reconoció Sorroche, a la vez que afirmó que la emergencia hídrica en la que se encuentra la provincia data de diez años y se ha convertido en la nueva normalidad.

La propuesta del Gobernador para que Omar Sorroche sea designado Consejero logró más de 360 adhesiones de productores, empresarios, inspectores de cauce, asociaciones de regantes, y diferentes entidades ligadas a la producción. En éste punto, agradeció a la Cámara de Comercio de Tunuyán con quienes “he tenido algunas reuniones y me he comprometido a seguir recibiendo todos los requerimientos que ésa cámara entiende debe responder”.

Hubo también 36 oposiciones a la designación del sancarlino entre las cuales, según explicó, no existe ningún motivo que suponga causal de impugnación. Por el contrario Sorroche atribuye muchas de las opiniones en contra “al momento político y creo que en forma irresponsable alguna gente pretende aprovechar en campaña”.

Y dio precisiones al expresar que “algunos sectores políticos, como el Senador Marcelo Romano, que antes pertenecía a nuestro sector político y hoy ha emprendido otros rumbos y aprovecha políticamente para pegarme a mí en lo personal”. “Lo que más me molesta, amplió, es que cuando fue parte de éste gobierno era pública su intención de ocupar el cargo de Superintendente de Irrigación y como no se dio, hoy tiene esa impronta de castigar todo lo que sea gestión de gobierno y sobre todo de esa área”.

Se refirió también a los cuestionamientos que llegan desde los sectores ambientalistas aduciendo que como funcionario del gobierno de Cornejo ha autorizado la realización de fracking y aseguró que “es una contradicción porque esa actividad nunca estuvo prohibida en la provincia, lo que ha hecho este gobierno y lo cual apoyo, remarcó, es haber creado un decreto reglamentario donde antes, una actividad que no tenía ningún cuestionamiento o condicionamiento, hoy se ha regulado con los más altos estándares que existen a nivel nacional”.

Explicó además que su función como jefe de Gabinete en la Secretaría de Ambiente no es autorizar, sino de controlar.

Finalmente Sorroche recordó que “siempre he participado desde hace muchos años en manifestaciones que dieron como resultado la ley 7722 que prohíbe la mega minería y en ese sentido no ha habido un cambio en mi pensamiento de que no debe existir la minería que ponga en riesgo el recurso hídrico”.

Fue contundente al afirmar que “no hay un solo argumento que puedan acreditar o documento que lleve mi firma en contr de lo que he dicho o plasmado en las redes”.

“Los cuestionamientos que se han presentado para mi designación responden pura y exclusivamente a un oportunismo político no sólo de la oposición al gobierno de Cambia Mendoza, sino desde algunos sectores internos del partido gobernante”, y explicó que “el sábado se cerraron las listas de candidatos para las próximas elecciones, hay lugares que muchos entienden que tienen que ocupar, y a veces se aprovecha esto para las chicanas políticas”.

El manejo del agua de Mendoza es demasiado importante y no debe estar condicionado por el manoseo político o utilizado para negociaciones de cargos. La Constitución es muy clara sobre las designaciones de los hombres y mujeres que tengan a cargo el gobierno del recurso hídrico. Si la persona propuesta cumple los requisitos legales exigidos, todo lo demás es inconsistente.