El SUTE pide que suspendan las clases por la ola de calor

El Sindicato que nuclea a los docentes de Mendoza reclamó al gobierno, medidas urgentes “para asegurar las condiciones de salud y de aprendizaje de estudiantes y trabajadores de la educación ante la ola de calor que atraviesa nuestra provincia y otras regiones del país”.

El titular del SUTE, Sebastián Henríquez, ratificó este miércoles que “Estamos pidiendo que se garantice las condiciones en las escuelas. Esto tiene un impacto en la salud. Las escuelas no solo no están en condiciones, sino que potencian las olas de calor. Las salas están superpobladas y la mayoría no tienen refrigeración, ni siquiera ventilador para que circule el aire. Muchos chicos se van antes porque se descomponen, igual con docentes y celadores”.

“Cuando garantizaron los 180 días de clases, dijeron que se iba evaluar si había olas de calor“, se quejó Henríquez y aseguró que “Han hecho un fetiche esta cuestión de los 180 días de clases, ven como un retroceso decir que deben suspender las clases por la ola de calor, salvo las cosas que deciden ellos”. 

Desde el gobierno, la respuesta llegó a través de la Ministra de Salud Ana María Nadal, quien señaló que “Es bueno que los chicos tengan los días de clases que necesitan para cumplir con el calendario escolar. Hay que tomar las prevenciones con el calor, fundamentalmente, que tengan una buena hidratación y que no estén al aire libre y al sol para no tener problemas y ventilar las aulas”.

Mientras, desde el SUTE redoblaron el reclamo y profundizaron las críticas al asegurar que: “Preveo que el Gobierno no va a poder refrigerar las escuelas e hidratarlos, entonces al menos estamos planteando la suspensión de clases, y ver qué va a pasar en este contexto de cambio climático, porque esto va a seguir pasando”.

“Hay que revisar el sistema de refrigeración, ventilación y de provisión de agua en las escuelas de Mendoza, también la cantidad de alumnos por aula. Las salas de 4 y 5 me preocupan mucho, están prácticamente hacinados“.

Sebastián Henríquez – Secretario General SUTE

“Tenemos datos de chicos descompensados y docentes que llegan descompuestos a sus casas. En las escuelas tenemos bebederos que fundó Sarmiento o que están rotos, que encima sale agua caliente. Hay serios problemas en las escuelas con la provisión de agua potable”, precisó Henríquez.