Estudiantes secundarios relanzan las protestas en Chile en el comienzo del año escolar

Estudiantes secundarios relanzan protestas en Chile


Cientos de jóvenes saltaron los molinetes en las estaciones de subte, rememorando la protesta que dio inicio al estallido social de octubre.

Una nueva protesta encabezaron éste miércoles los estudiantes de Santiago, en el inicio del año escolar, saltando los molinetes en algunas estaciones del subte, en un momento en el que se revitalizan las manifestaciones sociales en Chile.

Centenares de alumnos secundarios se manifestaron en una decena de las 136 estaciones del Metro de la capital chilena, que debieron cerrar sus puertas como medida de precaución. Los que lograron ingresar, traspasaron los molinetes de entrada, tal como lo hicieron en el inicio de las protestas sociales el 18 de octubre.

En la estación Quinta Normal del centro de Santiago, los estudiantes se sentaron en el borde del andén, provocando un “corte de la corriente eléctrica”, que obligó a suspender el servicio, informó la empresa que presta el servicio en su cuenta oficial de Twitter.

Los Carabineros desplegaron decenas de agentes antidisturbios en las afueras de las estaciones del subte y las calles del centro de la capital de Chile, donde grupos de jóvenes gritaron consignas en contra del gobierno del conservador Sebastián Piñera.

Las protestas se realizan en el marco de un llamado a reactivar, a partir de este mes, las manifestaciones sociales que los mismos estudiantes iniciaron en octubre y que derivaron en varias huelgas nacionales a las que se plegaron amplios sectores del país. Durante dos meses convivieron en el país protestas callejeras pacíficas con otras violentas, saqueos e incendios.

La represión de Carabineros dejó 31 muertos, cientos de heridos e importantes denuncias de violaciones de derechos humanos realizadas por ONG y la CIDH.

Los estudiantes exigen una profunda reestructuración del sistema educativo chileno, junto con otras reformas sociales.

El gobierno de Piñera trató de sortear el estallido social con la convocatoria de un plebiscito para que los chilenos decidan si reforman o no la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet. Esa cita electoral está prevista para el 26 de este mes, pero analistas creen que el renacer de las protestas podría afectar su realización.

El lunes por la noche en varios puntos de Santiago y otras ciudades de Chile se registraron violentos enfrentamientos entre manifestantes y la Policía, que dejaron unos 300 detenidos y cerca de 76 policías heridos.