¿Qué dijo la Mesa de Enlace (y qué hizo) cuando Mauricio Macri les subió las retenciones?

Cambiemos y la Mesa de Enlace. (De izquierda a derecha: el ex jefe de Gabinete de Agroindustria, Santiago del Solar Dorrego, Dardo Chiesa (CRA), el ex ministro de Agroindustria, Luis Etchevehere, Mauricio Macri, Carlos Iannizzotto (Coninagro), Daniel Pelegrina (SRA) y Omar Príncipe (FAA), en el despacho presidencial de Casa Rosada.


La Mesa de Enlace (Sociedad Rural, CRA y Coninagro) admitieron que se estaba en una emergencia y respaldaron a Mauricio Macri. Ahora, lanzaron un paro de 4 días.

“Sabemos que es un impuesto malo, malísimo, que va en contra de lo que queremos fomentar que son más exportaciones para fomentar más trabajo. Pero les tengo que pedir que entiendan que es una emergencia y necesitamos de su aporte, a los que tienen más capacidad de producir”.  Con esa frase Mauricio Macri le subió las retenciones al campo.

El 14 de diciembre de 2015 Mauricio Macri anunció con bombos y platillos la eliminación de las retenciones. “Llegó el día”, dijo para ilusionar a los referentes de la Mesa de Enlace.

En ese momento, el mandatario eliminó los impuestos a la exportación para el trigo del 20% y al maíz del 23%, al mismo tiempo que redujo las alícuotas de retenciones sobre la soja del 35% al 30%.

Pero también les prometió a los ruralistas reducir la alícuota a la soja 5%  cada año hasta erradicarla definitivamente en 2022. Solo llegó a reducirla al 18%.

Tras las sucesivas devaluaciones, falta de ingreso de dólares genuinos, el fuerte endeudamiento, la brutal especulación financiera, la parálisis productiva, la escalada inflacionaria y el freno al consumo interno, Macri dio marcha atrás y subió el impuesto al campo.

A pesar que el campo rechazó la medida, Cambiemos impuso en esquema de retenciones de $4 por dólar exportado para las exportaciones primarias y de $3 a las que tienen valor agregado.

Al tipo de cambio de septiembre de 2018, con un dólar a $40, implicó una retención extra de casi 11 puntos porcentuales, que llevó la alícuota del 18% al 29%, casi la misma retención que anunció Mauricio Macri con bombos y platillos días después de asumir. El campo le mostró su descontento y preocupación, sin lanzar acciones directas.

Su ministro de economía de ese entonces, Nicolás Dujovne, justificó el fortísimo incremento de retenciones: es parte del acuerdo con el FMI, en busca de alcanzar “déficit cero” para 2019.

Según los cálculos de la cartera de Hacienda, la restitución de las retenciones le aportaría a las arcas oficiales unos $280.000 millones en 2019.

¿Qué dijeron los integrantes de la Mesa de Enlace por esa suba de retenciones?

Carlos Iannizzotto, titular del Coninagro, consideró que los anuncios del Gobierno de Cambiemos “no han sido una buena señal para el campo ni para la economía”, pero luego se mostró contemplativo: “Estamos en contra de las retenciones, pero hay una situación de emergencia que el campo no puede desconocer. En situaciones de emergencia el campo no puede quitar su apoyo”, afirmó Iannizzotto ante la consulta de Ámbito sobre si el sector está dispuesto a discutir los derechos de exportación, y descartó un paro o lock out.

Dardo Chiesa, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), señaló que las retenciones “son un mecanismo nefasto” por lo que señaló que “lo vemos con muchísima preocupación”.

Chiesa sostuvo que “hay sectores que la están pasando muy mal como los tamberos, avícolas y porcinos” y consideró que “el panorama es muy complicado en el sector agropecuario”. 

El balance del 2018 de la CRA para el campo fue lapidario: “Estamos pobres, la inflación nos domina, vivimos con incertidumbre”. Sin embargo, no planteó hacer ninguna medida de fuerza.

Hasta el empresario agropecuario Gustavo Grobocopatel admitió que si bien el campo no atravesaba su mejor momento, entre otras cuestiones por el alto nivel de retenciones, en el sector están “contentos” con Macri.

“El sector está pagando muchísimo dinero en impuestos, probablemente más que en la época de Cristina de Kirchner. Pero la sensación que tiene el sector es que tiene en Macri un interlocutor válido. En el campo estamos mal, pero contentos. Pagamos más, pero contentos”, dijo Grobocopatel en declaraciones a radio La Red.

Fuente: ámbito.com