River ya está en Tucumán para jugar un partido que puede ser histórico en la era Gallardo


River vivirá en Tucumán una noche que puede convertirse en histórica si logra conseguir una nueva estrella. A la misma hora jugará Boca frente a Gimnasia.

River , que depende de sí mismo para quedarse con el torneo de la Superliga 2019/20, buscará este sábado ante Atlético Tucumán la victoria que le permita quedarse con el trofeo que pelea palmo a palmo con Boca, su escolta.

El partido correspondiente a la fecha 23, la última de la Superliga 2019/20, se jugará en el estadio José Fierro de Tucumán desde las 21, será controlado por Patricio Loustau y televisado por TNT Sports .

El equipo de Marcelo Gallardo lidera la Superliga 2019/20 con 46 puntos, con la ventaja de una unidad sobre Boca (45). Con el triunfo en Tucumán se adjudicará el certamen, el trofeo que el Muñeco no conquistó aún en su exitosa gestión.

River jugará ante Atlético Tucumán con su formación ideal luego de una semana convulsionada con el empate en el Monumental ante Defensa y Justicia por la Superliga 2019/20 y la derrota por goleada en el debut de la Copa Libertadores, con equipo alternativo, ante Liga de Quito en Ecuador.

Gallardo, quien por un cuadro de anginas se ausentó en tres entrenamientos, realizará un solo cambio ante Atlético Tucumán con el regreso del colombiano Rafael Borré (cumplió una fecha de suspensión) por Ignacio Scocco.

Borré es el goleador del campeonato con 12 tantos y una pieza fundamental en ataque por su despliegue para la presión a la defensa rival.

El colombiano Juan Fernando Quintero, clave para la igualdad ante Defensa en el Monumental, apareció en la semana como una posible variante. Su ingreso generaría un cambio en el sistema que, tras la partida de Exequiel Palacios al fútbol alemán, adoptó el DT en el inicio del año con tres centrales en el fondo y los marcadores de punta sumados a los volantes.

En caso de concretarse, River jugaría con línea de cuatro en defensa y Lucas Martínez Quarta o Javier Pinola cederían su lugar a Quintero.

River viajó con plantel completo a Tucumán para lograr su primer gran objetivo el año. Lo respalda su racha como visitante, la mejor de todos en la Superliga con nueve triunfos y dos empates.

Esa producción contrasta con la campaña como local con cinco victorias, dos empates y cuatro derrotas que estiraron la definición del torneo hasta la última fecha, con un Boca arrollador en la recta final.

Atlético Tucumán, fuera de la zona de clasificación a las copas, intentará que River no festeje en su casa y recuperarse de golpes consecutivos.

El duelo entre Atlético y River será solo con público local. Mario Leito, el presidente de Atlético, descartó la venta de entradas a “neutrales” y restó importancia a un pasacalle con mensaje amenazante dirigido a la dirigencia.

El historial marca que en seis enfrentamientos, River ganó cuatro y los dos restantes fueron empates.