Es feriado puente el próximo lunes 30 de marzo?

Pese a que el presidente Alberto Fernández había anunciado que el feriado del 2 de abril sería trasladado al 31 de éste mes, será una jornada normal de trabajo. Se trata de un guiño a los empresarios.

El jueves 19 de marzo, el presidente Alberto Fernández anunciaba una cuarentena obligatoria y adelantaba que el feriado del 2 de abril sería trasladado al 31 del corriente mes. Además, informaba que el lunes 30 iba a ser declarado puente.

Sin embargo, esto no pasó y el próximo lunes será una jornada “normal”, con las limitaciones que implica la cuarentena decretada por el Estado nacional.

Este cambio se debe a que desde el Gobierno consideran que no es necesario considerarlo feriado puente para que se cumpla la cuarentena.

Esta decisión también es un guiño a los empresarios.

 Si se decretaba feriado puente, debían pagarle jornada doble a sus trabajadores o darles el día, resultando una carga para las empresas en un momento donde los ingresos son escasos.

De esta manera, la única modificación en el calendario 2020, por el momento, es el adelantamiento del feriado de 2 de abril al 31 de marzo. Se trata del “Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas”.

Otro argumento por el cual no se decretó que el lunes 30 sea feriado puente es por la decisión del Gobierno nacional de extender la cuarentena. Según adelantó Ámbito, el aislamiento obligatorio se extendería hasta finales de abril.

“Es válido aclarar que el día 30 de marzo próximo no es día feriado y que, al igual que el resto de los días del periodo de aislamiento social preventivo y obligatorio, todos los trabajadores estarán dispensados de concurrir a sus lugares de trabajo y estar disponibles, en la medida de lo posible, para la prestación de tareas de manera remota, excepto aquellos que presten tareas para las actividades consideradas esenciales”, dice un comunicado del Ministerio de Trabajo divulgado en las últimas horas.

La cartera de Trabajo también puntualizó que “a todos los trabajadores y trabajadoras se les ha garantizado que, más allá de la obligación de no concurrir al trabajo y de permanecer en sus hogares cumpliendo el aislamiento social preventivo y obligatorio, percibirán sus ingresos habituales”.

Fuente: ámbito