Murió por coronavirus un médico en Neuquén y eleva a 13 el número de víctimas en el país

Estaba internado en la clínica privada San Agustín. Tenía 59 años.

Un médico de 59 años que estaba internado en la clínica privada San Agustín, en Neuquén, murió este viernes y de esta forma son 13 las víctimas fatales por coronavirus en la Argentina.

Alejandro Pasarelli, oriundo de Cipolleti, era un reconocido profesional de la salud de esa localidad. Si bien falleció en territorio neuquino, se convirtió en el primer ciudadano de Río Negro en perder la vida por la pandemia.

El médico había vuelto de Europa el viernes 13 de marzo y al día siguiente ingresó al hospital por un grave cuadro respiratorio.

A pesar de tener los síntomas propios del COVID-19, su diagnóstico no fue sencillo de determinar ya que el primer análisis realizado por el Instituto Malbrán había dado negativo. Una segunda prueba confirmó el contagio.

De acuerdo a la información provista por el Ministerio de Salud de la Nación, la Argentina registra 13 personas muertas por coronavirus y 589 infectados.