Italia pasó las 20.000 víctimas y se prepara para una nueva fase de la cuarentena

Mañana martes entrará en vigencia la nueva prórroga de la cuarentena que el gobierno de Giuseppe Conte dispuso hasta el 3 de mayo.

Con el parte sanitario de hoy -566 muertes y 1.363 casos positivos-, Italia tiene 20.465 víctimas fatales y más de 150 mil contagios. Con una baja en estos números, mañana martes se inicia una etapa de aislamiento más flexibilizada, hasta el 3 de mayo.

Mientras Italia empieza mañana la nueva fase de la cuarentena que se extenderá hasta el 3 de mayo, las autoridades informaron este lunes que 566 personas que dieron positivo al coronavirus murieron en las últimas 24 horas, por lo que el número de víctimas totales llegó a 20.465 desde el inicio de la pandemia.

El titular de la Protección Civil, Angelo Borelli, anunció hoy la muerte de 566 personas con Covid-19 en las últimas 24 horas. Informó además que el número total de positivos aumentó en 1363 casos de ayer a hoy, y que la cantidad de personas en aislamiento domiciliario con pocos o nulos síntomas volvió a aumentar hasta alcanzar el 70% de los contagiados activos al momento.

En ese marco, el director de infectología del Instituto Superior de Sanidad (ISS), Gianni Reza, aclaró que “en el caso de la mortalidad, las personas que se informan hoy como fallecidas pueden haberse contagiados hace 15 o 20 días, por eso es que decimos que la situación mejora pese a que el número de víctimas sigue alto”.

Mañana martes entrará en vigencia la nueva prórroga de la cuarentena que el gobierno de Giuseppe Conte dispuso hasta el 3 de mayo y que consiente, en el plano nacional, la reapertura de librerías, papelerías y negocios de venta de ropa para niños, mientras se mantiene la suspensión de clases y el cierre de las industrias “no esenciales”.

La nueva disposición habilita una franja (de 7.30 a 8.30 en la mayoría de los casos) para que los supermercados den acceso prioritario a los mayores de 60 años, la considerada población de riesgo ante la pandemia, en un contexto en el que casi el 85% de los fallecidos tenía más de 70 años, según las estadísticas oficiales.

Sin embargo, la adhesión a la nueva norma se verá de manera heterogénea, especialmente en el norte del país, el área más golpeada.

Así, el gobernador de la Lombardía, Attilio Fontana, firmó una disposición por la que habilita la apertura de los negocios para recién nacidos, pero mantiene el cierre de librerías y papelerías.

En Véneto, en tanto, el gobernado Luca Zaia habilitó un plan de “cuarentena soft” por el que las personas pueden hacer ejercicio a una distancia “prudente” de sus casas y permite las reuniones familiares grupales dentro de la “propiedad privada”.

Fuente: Telam