Igual que en Mendoza, otras provincias están instalando túneles de desinfección

por redaccion

Las Heras y Luján de Cuyo en Mendoza, al igual que en Salta y Tucumán comenzaron a implementar “puentes sanitarios” con aspersores, a través de […]

“Los túneles tienen una cañería con rociadores en la parte superior y en los costados. Cuando alguien pasa, hace un rocío sobre las personas con amonio cuaternario de quinta generación.

Las Heras y Luján de Cuyo en Mendoza, al igual que en Salta y Tucumán comenzaron a implementar “puentes sanitarios” con aspersores, a través de los cuales pasan peatones, ciclistas y motociclistas, que son desinfectados con una solución al 1% de ese esterilizante.

La noticia se conoció en las últimas horas: algunos municipios de Mendoza, Salta y Tucumán instalaron lo que dieron en llamar “puentes sanitarios” o “puentes de desinfección” a través de los cuales hacen pasar a peatones, ciclistas y motociclistas para ser rociados con una solución de agua y amonio cuaternario al 1% con el fin de eliminar el coronavirus de sus vestimentas y rodados.

Desde el inicio de la pandemia mucho se ha hablado sobre la importancia de hábitos de higiene tales como la desinfección de superficies y el lavado de manos. Y en ese sentido, la lavandina, el alcohol, el alcohol en gel y el jabón resultaron ser aliados indiscutidos contra el nuevo virus. Y recientemente se agregó el amonio cuaternario a la lista de desinfectantes.

Incluso. la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU (EPA) lo incluyó el 9 de abril en su lista de productos “como uno de los desinfectantes efectivos para combatir al SARS-CoV-2”.

Pero, ¿qué es el amonio cuaternario? “Se trata de un derivado del amoníaco. La fórmula química del amoníaco es NH3 (nitrógeno, hidrógeno 3) y cuando se mezcla con agua forma el hidróxido de amonio, que es un compuesto, cuyo uno de sus componentes es el amonio cuaternario”.

El ingeniero Martín Piña, director de la carrera de Ingeniería en Alimentos de Fundación UADE, explicó a Infobae que el producto “es muy utilizado en la industria alimenticia porque es un desinfectante que tiene amplio efecto sobre virus, bacterias, hongos, levaduras, esporas, etc”.

“Así como tenemos el hipoclorito de sodio, que es la lavandina, o el alcohol, este es otro tipo de desinfectante y hay muchos desinfectantes industriales a base de este compuesto, que también tiene un uso sanitario, pero no es un limpiador de uso doméstico”.

“Tiene un PH básico, es una sustancia alcalina y quizá eso lo diferencia de los otros desinfectantes que por lo general tienen PH ácidos -detalló el ingeniero-. El mecanismo de acción es muy parecido al de la lavandina: lo que hace es fijarse a la superficie de los microorganismos, se adhiere a la membrana y la inactiva”.

El médico toxicólogo Carlos Damin, destacó su uso en salud humana y veterinaria en concentraciones de hasta al 1,5%”. A la pregunta puntual de si tendría algún efecto adverso en contacto con la piel o los ojos, aseguró: “No es tóxico; no en esas concentraciones”.

Fuente: Infobae