Un transportista de Tupungato es el primer caso positivo de coronavirus en el Valle de Uco.

Dos de los pacientes dados de alta éste miércoles estaban internados en el Hospital Antonio J. Scaravelli de Tunuyán.

Las autoridades municipales aclararon que “la persona conocía muy bien el protocolo y el procedimiento que debía seguir para cuidarse a sí mismo, a su familia y a todos los tupungatinos”.

No presenta sintomatología de coronavirus, pero debido al control que se ejerció desde un primer momento por los equipos de salud locales se procedió a realizarle el test aún sin sintomatología específica. Estuvo aislado y cumpliendo todas las medidas estipuladas.

El paciente trabaja como transportista y es oriundo de Tupungato. De acuerdo al protocolo específico de su trabajo y al transporte que realiza, podía seguir efectuándolo. Sin embargo, el equipo de salud del Gobierno de Mendoza desde un primer momento lo identificó y le exhortó todas las precauciones que debía mantener cada vez que regresara de su trabajo. Esto fue fundamental para que esta persona no estuviera en contacto ni siquiera con su familia.

“Esta persona regresó de Chile el pasado jueves. Apenas llegó nos avisó, como venía haciéndolo cada vez que regresaba de su trabajo de transportista”, informó Mariángeles Olmedo, Coordinadora del Área Sanitaria de Tupungato, organismo dependiente del Gobierno de Mendoza, que organiza y asiste a los Centros de Salud del departamento.

La funcionaria continúa explicando: “esta persona conocía muy bien el protocolo y el procedimiento que debía seguir para cuidarse el mismo, a su familia y a todos los tupungatinos. Por lo que cada vez que regresaba nos notificaba e iniciaba el aislamiento.

Esta última vez ocurrió lo mismo, nos llamó el jueves y el personal del Área Sanitaria lo visitó periódicamente. El pasado martes el paciente nos llama por una molestia en la garganta pero sin mayores síntomas, y una vez evaluada toda la situación activamos el protocolo.

Esto lo hicimos sumamente planificado: tenemos un consultorio de aislamiento, ingresó sólo por un lugar específico al Centro de Salud, con vestimenta especial.

Ingresó el equipo de salud y de epidemiología con todas las precauciones que debemos tener para cuidarnos y luego la ambulancia se lo llevó al hospital Scaravelli, nuestro centro regional con todo lo necesario”, sintetizó Mariangeles Olmedo.

Al respecto, el Coordinador del Ministerio de Salud en Valle de Uco Rodolfo Guillén destacó “el haber cumplido con todos los protocolos, tal como lo habíamos previsto y como corresponde que se efectúen.

Desde el seguimiento epidemiológico con vigilancia epidemiológica, el control realizado por las brigadas que abordaba al paciente y los visitaba corroboraban su estado, la conducta que tuvo el paciente en su domicilio cumpliendo con las medidas preventivas, como el avisar para que efectúen un diagnostico presuntivo, con la posibilidad de aislar a todos los actores que intervinieron en la asistencia.

“Todo el sistema, desde la vigilancia epidemiológica central en la provincia, hasta el equipo de salud departamental actuaron perfectamente bajo los protocolos diseñados, tanto para proteger al paciente, al personal de salud, a la población y a la familia del paciente”.

Coordinador del Ministerio de Salud en Valle de Uco Rodolfo Guillén

 Ingreso al Hospital Scaravelli

“El paciente ingresó por la Guardia Respiratoria y se cumplieron todos los protocolos de protección para el equipo de salud, internando al paciente y realizándole la muestra hasta confirmar el positivo”, informó el Dr. Luis López, vicedirector del Hospital Regional Scaravelli.

Al respecto, el funcionario explicó que la Guardia Respiratoria es parte del Hospital Respiratorio, una zona que el hospital del Valle de Uco ha seleccionado solamente para pacientes y sospechosos de COVID-19.

“Es un lugar sectorizado y aislado para evitar contagios y prevenir. El paciente en vez de entrar por la guardia general, que es la guardia de emergencia, ingresa por la guardia del hospital respiratorio. De esta forma cuidamos profundamente a quienes vienen al hospital Scaravelli por otras patologías”, sintetizó López.

 Brigadas de Salud en Tupungato: una importante acción del gobierno en este departamento.

Cumplieron un rol clave desde el inicio de las medidas de aislamiento. Y cumplieron un rol fundamental de prevención con el primer caso de Coronavirus confirmado.

“A esta persona transportista, cada vez que llegaba al departamento estábamos nosotros, controlándolo, asistiéndolo”, explicó Mariangeles Olmedo.

“Ha sido fundamental el trabajo de brigadas que hemos efectuado desde el 11 de marzo. Hacíamos un seguimiento de todas las personas que creíamos podían llegar a ser sospechosas, y nuestro trabajo hoy nos permite decir que con el primer caso tomamos todas las precauciones que debimos, y por sobre todo previnimos y educamos a quienes podían tener riesgo de contagiarse.

Sin pensar que podían ser casos sospechosos nos anticipamos, y educábamos a la persona. Eso es una gran prevención. Y ahora nos asegura que se hizo todo lo posible para no contagiar a nadie, porque ni siquiera tuvo contacto con su familia”, explicó la titular del Área Sanitaria de Tupungato.

Las Brigadas de Salud fueron una acción del Gobierno provincial impulsada en Tupungato, conformando equipos de salud desde la segunda semana de marzo que controlaban y ayudaban a vecinos aislados (cuando no regía el aislamiento obligatorio), que en esos momento eran posibles casos sospechosos.

Por ello, esta persona transportista, primer caso de COVID en Valle de Uco, desde un primer momento contó con asistencia y educación para enfrentar las precauciones necesarias. Estas brigadas también recibieron denuncias de los vecinos.