Tupungato fabricó y entregó 370 máscaras de protección al personal de salud del departamento

En las situaciones más complejas, relucen las grandes acciones, afirma la Municipalidad de Tupungato.

Indican desde el área de Prensa que, desde confección de barbijos, colectas de alimentos y ropa para quienes más lo necesitan, aplausos de vecinos que resuenan en algunos rincones a modo de agradecimiento y apoyo a los incesantes trabajadores de los diferentes sectores que se encuentran en mayor exposición, hasta la producción de máscaras de protección facial, son algunas de las movidas solidarias que se realizan en el departamento.

Pero durante esta semana se concretó una muy específica y necesaria. Se trata de la entrega de las mencionadas máscaras faciales para los profesionales y trabajadores de la salud que han reforzado su vocación para velar y cuidar a la comunidad ante este flagelo invisible que, a pesar de su impacto, nos ha vuelto más humanos y no sólo eso, sino que además nos ha hecho replantear nuestra humanidad para con los demás. 

Hace tan sólo dos semanas atrás, instituciones educativas del departamento articularon entre sí y con otras entidades, para un fin común.

Unieron herramientas, conocimientos y sobre todo empeño para la confección de dichos protectores faciales. Docentes y directivos de la Escuela Nº 4-122 “República Italiana”, Escuela Nº 4-212 “Camilo Carballo” y Centro de Capacitación para el Trabajo Nº 6-205 “Valeriano Jaime” montaron un centro de producción con 8 impresoras 3D donde fabricaron un total de 280 máscaras.

El mayor porcentaje de los insumos para la fabricación fue dispuesto por el Municipio y otra parte -junto con las impresoras- las instituciones educativas, tal cual había sido solicitado por el Ministerio de Educación de manera coordinada con el Ministerio de Salud de la Provincia -quienes se encargaron de estudiar previamente que el diseño fuera el óptimo y reuniera las características y normas necesarias para su correcta función.

Además 4 tupungatinos solidarios: Matías y Esteban Marquez (primos) Fabricio Baldo y Fernando Battagion, se sumaron a la causa, cada uno desde su casa, con sus impresoras, algunos de sus materiales, más los insumos que les brindó el Municipio lograron alcanzar un total de 93 máscaras, demostrando que todos, desde nuestros lugares podemos colaborar para luchar contra la propagación de esta pandemia.

En cuanto a la entrega el Intendente Gustavo Soto expresó: “Esto viene, en realidad a completar una entrega que ya se hizo con material que la Municipalidad de Tupungato adquirió.

Se hizo una primera entrega, continuó el mandatario, en un acto que hizo el Ministerio de Salud en el Hospital Scaravelli de Tunuyán y se entregaron las primeras 60 máscaras”, y agregó en cuanto a la entrega al del Hospital Gral. Las Heras “hoy estamos completando la entrega con 40 máscaras más, más 31 cortes de policarbonato” y se completó el pasado jueves en el distrito de San José, donde funciona la coordinación del Área Sanitaria de Tupungato, un total de 60.

De las entregas participó el Mandatario local, recibiendo el material los principales referentes de cada lugar; por el Hospital su Director el Dr. Eduardo Hidalgo y por el Área Sanitaria la Coordinadora Lic. Mariangeles Olmedo, quienes recibieron una breve y clara explicación sobre el correcto uso y esterilización de los protectores.

Cómo son las máscaras

Están conformadas por una vincha que sostiene una lámina transparente de policarbonato, que al momento de ser entregada se encuentra protegida por dos films extraíbles, lo que permite su protección en el traslado y manipulación al momento de su distribución.

Cómo fueron fabricadas

Se fabrican a partir de un único diseño dispuestos por el Gobierno Provincial e ideado por técnicos asesorados. Se utiliza un rollo de plástico especial, que se introduce en la máquina, para que ésta, mediante las indicaciones y especificaciones que envían al sistema computarizado, pueda realizar la impresión.

Luego se cortan las láminas de policarbonato en las medidas correspondientes, que son las que cubren la cara y en la vincha se coloca un elástico para que quede cómodamente sujeta a la cabeza.

La lámina se caracteriza por su alta durabilidad, puede ser reutilizada varias veces luego de ser correctamente esterilizada, es decir que junto al cuidado y limpieza adecuadas tiene una mayor durabilidad y son reemplazables cuando su vida útil ya fue agotada.

Cuáles son sus beneficios

Lo que permiten es disminuir el grado de exposición de los profesionales y trabajadores en sus labores habituales protegiéndolos tanto a ellos, como a los pacientes o personas que asistan; y su diseño es el apropiado para poder brindarle la visión y comodidad necesarias en los movimientos.

En conclusión y articulando diferentes sectores -sumado a la participación de los vecinos- se logró la fabricación de aproximadamente 370 máscaras de protección facial en Tupungato, las cuales brindarán seguridad a aquellos profesionales que se encuentran dándolo todo día a día, para cada uno de los ciudadanos del departamento.

En cada entrega se pudo advertir un aire de alegría y esperanza al recibir esta herramienta, que además es símbolo de aprecio y agradecimiento por parte de todos hacia ellos.