Aprobaron los primeros 25 créditos para pymes y monotributistas del Sur Provincial

Silvina Giordano, directora ejecutiva de Fondo para la Transformación confirmó la aprobación de 25 créditos para los departamentos del Sur de Mendoza.

Lo confirmó la titular del Fondo para la Transformación de Mendoza, Silvina Giordano, tras exponer detalles a referentes de los departamentos del Sur mendocino sobre la linea de crédito oficial destinada a mitigar el impacto económico generado por el avance del coronavirus.

El Ministerio de Economía y Energía de la Provincia, a través del Fondo para la Transformación y el Crecimiento (FTyC), anunció que es inminente el desembolso de fondos correspondientes a los primeros 25 créditos para pymes y monotributistas oriundos de los departamentos que conforman el Sur provincial.

Así lo confirmó Silvina Giordano, directora ejecutiva de Fondo para la Transformación, quien este martes expuso detalles, a referentes de los departamentos del Sur mendocino de la línea de crédito anunciada oportunamente por el Ejecutivo provincial destinada a mitigar el impacto económico generado por el avance del coronavirus.

Giordano, quien estuvo a cargo de explicar en detalle cómo se está llevando a cabo el proceso de recepción de documentación, evaluación de los tomadores y posterior desembolso de los fondos, adelantó que este martes se han firmado los primeros 25 contratos con pymes y monotributistas oriundos de esa región provincial para que puedan acceder al financiamiento.


“De tener los papeles en orden, los créditos se aprueban como máximo en 2 o 3 días incluyendo la elaboración y firma del contrato”

En este sentido, la funcionaria destacó: “Fueron miles los inscriptos ,cuya preinscripción estuvo disponible a través de un formulario on-line en la página web de nuestra institución. Posteriormente trabajamos en el depurado de la base de datos que se generó en virtud de lo que estaba definido como destinatario final de esta línea”.

Giordano aclaró que, trabajando sobre esta base de información, se han observado distintas dificultades, entre ellas, quizá la más importante, surgió del entrecruzamiento de información entre tomadores y fiadores: “Cuando detectamos que en ambos casos se presentaban como solicitantes y fiadores a la vez, tuvimos que realizar un depurado más que no estaba previsto. En total, observamos que 600 solicitudes incurrían en la misma irregularidad”.

De tener los papeles en orden, los créditos se aprueban como máximo en 2 o 3 días incluyendo la elaboración y firma del contrato. El sistema nos permite volcar los datos de manera automática y esta modalidad de desembolso masivo nos ha permitido agilizar al máximo los tiempos.

Desde la entidad destacaron que, además, se han encontrado con muchas falencias en la presentación de la documentación por parte del tomador, ya que es enviada de forma incompleta, con errores en la carga de datos en los formularios o la falta de números en el CUIT o CUIL, siendo esto una demora en el avance del expediente para su aprobación final.

Por su parte, Jorge Romera, presidente del Colegio Notarial, solicitó que se haga un repaso de los requisitos a cumplir y la documentación a presentar por parte del tomador y del fiador/garante e hizo hincapié en que si es posible omitir la solicitud de un bono de sueldo como garantía, ya que quien se presta como garante tiene miedo de que le embarguen su sueldo y eso perjudica a quienes necesitan acceder al financiamiento.

“Es de correcta administración y responsabilidad de una institución solicitar esta documentación. De ninguna manera asumiría, desde el rol que me toca cumplir, la firma de un contrato mutuo sin garantía alguna. Necesitamos la mayor previsibilidad de cobro”, destacó Giordano.

Además añadió: “En cuanto a los requisitos que deben reunir el solicitante y el fiador, se requiere que no tengan deuda con el Fondo, que no estén inhibidos ni concursados. En el caso del tomador, que la actividad que realiza no haya estado exceptuada del aislamiento social obligatorio, que no tenga vínculo alguno con el Estado provincial ni municipal y que no preste servicios profesionales”.

En este sentido, Giordano remarcó que la institución está obligada a evaluar cada uno de estos casos más allá de que la relación de cobertura no sea acorde al monto que solicitó el postulante: “En estos puntos estamos siendo flexibles, ya que si tomamos un bono de sueldo de $18 mil ante un crédito de 100 mil, el cobro ante una falta de pago por parte del solicitante implica que se demore mucho tiempo en recuperar los fondos, ya que el embargo no puede ser superior al 25% mensual.

Con esto quiero dejar en claro que el Estado provincial ha decidido avanzar en lo que sea necesario para hacer frente a la situación a pesar de los riesgos que ello representa”.

Fuente: Prensa Gobierno de Mendoza