Escándalo en Catriel por un video porno que un pastor le mandó a una vecina

Un pastor evangélico le envió a una feligresa un video en el que se está masturbando frente a la cámara. (lmneuquén).

El hecho ocurrió en Catriel, Río Negro. La mujer lo denunció y el hombre salió a pedir disculpas.

Un verdadero escándalo provocó una situación en la que se vio envuelto un pastor evangélico en la localidad de Catriel, Río Negro, tras ser denunciado por una mujer a quien le llegó un video porno, presuntamente enviado por el pastor.

Todo comenzó con una charla de WhatsApp donde la mujer señalaba que le dolía la cabeza. El hombre, conocido como el pastor Polo Cerda, respondió “voy a orar para que Dios la sane”, a lo que la mujer respondió “Gracias pastor”.

Estos mensajes fueron entre las 12 y la 1 de la madrugada. Un rato después, sobre las 2.25, el pastor le envió un video a la mujer en el que se está masturbando y se le ve su cara.

Frente a esto la mujer radicó la denuncia en la Comisaría 9°.

Frente al revuelo que se armó el pastor grabó un video en el que pidió disculpas por lo ocurrido y negó haber enviado esa grabación.

El pastor pidió disculpas a la mujer y negó haber enviado el video del escándalo.

“Teóricamente yo lo envié, pero yo estoy consciente y seguro que ese video yo no lo envié a esa señora y nadie lo enviaría. Lamentablemente ese video llegó ahí”, argumentó el hombre quien, sin embargo, no negó ser él mismo el que aparece en la grabación.

Luego, explicó: “Esta mañana cuando me voy a levantar para preguntar cómo estaba, si Dios le había sanado el dolor de cabeza, me encuentro con esto, con que estaba bloqueado. Miro el video y veo que estaba ese video. Le mando por Messenger pidiendo disculpas, diciéndole que no sé cómo llegó ese video ahí, estaba bloqueado”, continuó explicando.

“Después me llama el esposo enojado, y está bien que esté enojado. Creo que a cualquiera que nos hubiese pasado eso estaríamos reaccionando de la misma manera; le pedí disculpas a él, le pedí disculpas a la señora”, agregó el pastor. “Yo no soy así de mandar videos a nadie así que pido disculpas -aclaró-. La verdad que no hubo acoso ni tampoco me provocó ni nada por el estilo”.

Fuente: lmneuquén.com