Tres policías en Francia detuvieron a un pescador en la playa y resultó ser un muñeco

Al ‘pescador’ no le faltaba detalle: caña de pescar, silla e incluso botellas de cerveza.

Tres policías advirtieron que un hombre estaba realizando esa actividad, en plena cuarentena por coronavirus, en las costas de Francia y decidieron intervenir sin saber que estaban siendo víctimas de una broma.

Policías montaron un operativo para detener a un hombre que estaba pescando en una playa de Francia en pleno confinamiento obligatorio para prevenir la propagación del coronavirus.

Cuando estaban a punto de capturarlo, advirtieron que se trababa de un muñeco.

El suceso ocurrió en la playa de Carnon, situada en Francia, cuando un grupo de agentes de seguridad que vigilaban las costas del país europeo advirtieron que un hombre estaba pescando como si nada pasara y decidieron intervenir.

Los tres sujetos comenzaron a acercarse dando la voz de alto pero el hombre, que estaba sentado en una silla, rodeado con botellas de cerveza y con una caña de pescar en su mano, ni siquiera se inmutó por las advertencias.

Por lo tanto, los agentes procedieron a detenerlo. Cuando se acercaron lo suficiente al presunto sospechoso, se dieron cuenta que se trataba de un muñeco específicamente colocado en las playas por bromistas que buscaban molestar a éstos policías.

La situación fue capturada por una cámara, la imagen se viralizó en las redes sociales y terminó siendo eje de burlas de cientos de usuarios.