Ministro de Salud aseguró que “mucha gente” dejó de ir al médico por temor a infectarse

Ginés González García - Ministro de Salud de la Nación

En una entrevista, Ginés González García admitió que la población está con miedo y no concurre a tratarse por otras patologías o enfermedades. “Eso no es bueno”, planteó.

Ginés González García, ministro de Salud de la Nación, dio una entrevista radial donde reconoció que la población está con miedo a contagiarse coronavirus y que por tal motivo no está concurriendo al médico a atender otros problemas de salud. “El sistema está sub utilizado, tenemos el 50% de las camas de terapia intensiva vacías y eso no es bueno”, admitió.

El funcionario manifestó: “Ayer hablaba con las clínicas privadas de Argentina. Mi mensaje va a ser que incentivemos a la población, la población está con miedoEse es el factor central por el que la gente no concurre a veces o lo hace tardíamente.

El sistema de salud hoy está sub utilizado, tenemos la mitad de las camas de terapia intensiva vacía. Las camas generales están en un 42 o 43. Tenemos mucho margen. Esto no es bueno, primero porque la gente si llega tardíamente en algunas patologías tiene peores consecuencias. En segundo lugar porque estamos reteniendo demanda”.

González García informó que el sistema sanitario está “más fuerte que hace 50 días”, preparado para atender un eventual brote de COVID-19 y las otras enfermedades habituales que suele sufrir la ciudadanía en esta altura del año.

El ministro, comentó: “El desarrollo que hemos hecho en conocimiento, en recursos y en actitud en estos días es muy fuerte. La pandemia sirvió para producir aceleraciones que no hubieran sido fáciles en otro momento. Hoy tenemos 21.800 camas más que hace 50 días, 1500 en terapia intensiva; son números chinos”.

“Como no hay mucho conocimiento disponible, todas las terapias intensivas del país públicas y privadas, hemos construido una red que funciona como si fuera una especie de ateneo, comparten todos los días durante una hora la información de los enfermos que tienen internados”, dijo González García.

“Si hay un enfermo que se pone muy crítico se aprieta un botón rojo y todo el país funciona al lado de la cama de ese enfermo. Los indicadores fundamentales están sistematizados bien. Tenemos un aumento de la capacidad de respuesta del sistema en todo el país”, agregó.

Tenemos una conciencia de la población y una adhesión de ella a las nuevas normas de convivencia social. Tenemos protocolizado el movimiento de muchas actividades productivas. Tratamos de volver no a la normalidad, pero sí a una cosa más parecida a lo que es la vida en una sociedad”, añadió.

“Hoy no hay demasiados elementos (para evaluar la flexibilización), porque todo esto se analizará dentro de diez o doce días, cuando veamos cómo viene el número de casos. La transmisión puede haber aumentado un poco, pero eso se verá dentro de unos días”, reconoció.