Detuvieron a un escribano mientras intentaba arrojar un cuerpo descuartizado al Río Luján

La policía lo sorprendió luego de que había descartado el torso y la cabeza de la víctima.

El asesino fue identificado como Ricardo Ignacio Baladía y le secuestraron entre sus pertenencias un cuchillo manchado con sangre, 20.700 dólares y un DNI de Miguel Alejandro Pereyra, que después se determinó era la identidad de la víctima.

Un escribano fue detenido al ser sorprendido cuando arrojaba partes del cuerpo descuartizado de un hombre a las aguas del Río Luján, en ese distrito situado a unos 60 kilómetros al oeste de la ciudad de Buenos Aires.

El macabro incidente ocurrió anoche en la zona de Puente Mitre, cerca del ex salón Colonial, informaron fuentes policiales y medios locales.

Una mujer alertó sobre movimientos extraños en la ribera del Río Luján al sistema de alerta ciudadana municipal y un móvil policial se acercó al lugar.

“Estaba manchado de sangre, solo dijo que era escribano y que sabía de leyes”, comentó uno de los efectivos a Luján en Línea. El detenido, que sería del partido de Morón, agregó una suerte de justificación y ya no volvió a hablar: “Lo encontré robando”.

El intento de fuga del escribano fue frustrado a los pocos metros. Según confirmaron fuentes policiales a TN, se trata de Ricardo Ignacio Baladía y le secuestraron entre sus pertenencias un cuchillo manchado con sangre, 20.700 dólares y un DNI de Miguel Alejandro Pereyra, que después se determinó era la identidad de la víctima.