Sorpresa en el mercado por oferta de canje incompleta de la deuda de Mendoza

La sorpresa de los acreedores estuvo dada tanto por el tamaño del recorte de intereses como por el hecho de que la propuesta no incluya los intereses corridos del pago que no se concretó en mayo pasado.

Mendoza presentó una agresiva propuesta de canje de deuda que sorprendió a los acreedores por lo ambicioso de la quita propuesta, la falta de reconocimiento de intereses corridos de un bono que debería haber pagado en mayo y el agregado de que hoy dio a conocer que reestructurará también un vencimiento en pesos que tenía que pagar mañana.

Mendoza informó el viernes que lanzó formalmente un proceso de reestructuración de deuda, luego de haber incumplido un plazo de pago inicial de un bono con vencimiento en el 2024.

El pago debería haber sido hecho el 19 de mayo pero no se concretó y, desde entonces, hay un período de gracia de 30 días antes de que el distrito caiga en default.

En un comunicado, el Gobierno de Mendoza dijo que había abierto una invitación de reestructuración a tenedores de bonos 2024 por cerca de USD 590 millones. La oferta durará hasta el 16 de junio.

La sorpresa de los acreedores estuvo dada tanto por el tamaño del recorte de intereses como por el hecho de que la propuesta no incluya los intereses corridos del pago que no se concretó en mayo pasado.

“Más duro de lo esperado, pero aún así algo positivo. No hay quita de capital”, analizó un fondo en un reporte privado que circulaba entre acreedores.

 En un comunicado, el Gobierno de Mendoza dijo que había abierto una invitación de reestructuración a tenedores de bonos 2024 por cerca de USD 590 millones. La oferta durará hasta el 16 de junio

Entre los operadores llamaba la atención también lo ambicioso de la propuesta.

“El cupón del bono en dólares por el momento no es parte de la oferta. Remarco el ‘por el momento’. Y respecto del cupón que vence mañana lo único que nos interesa dejar bien claro es que a nosotros nos importa mucho mantener activo al mercado local y valoramos una buena relación con el mercado local, pero está dentro de un plan integral de renegociación de todos los contratos de la provincia”, dijo Victor Fayad, subsecretario de Finanzas del Ministerio de Hacienda ante una consulta de Infobae.

“Estamos de buena fe tratando de recabar la distinta información del feedback que nos pueda llegar de los tenedores de nuestros títulos y explicar cuál es nuestra situación que puede sorprender a alguien que no haya estado al tanto de todos los números nuestros pero la tendencia es bastante clara”, agregó el funcionario provincial.

Con su propuesta de canje, Mendoza se sumó a la lista de distritos que están tratando de poner en caja su carga de deuda a la par de la negociación nacional.

La provincia de Buenos Aires es la más complicada de todas, con el plazo de gracia para el vencimiento de uno de sus bonos ya en default.

 El cupón del bono en dólares por el momento no es parte de la oferta. Remarco el ‘por el momento’ (Fayad)

Las provincias que tienen que pagar deuda este año son Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, Neuquén y Tierra del Fuego. En total son deudas por USD 1.200 millones de los que 816 millones de dólares son de la provincia de Buenos Aires.

En 2021, a estos distritos se les suman Córdoba, Chaco, Chubut, Entre Ríos, La Rioja, Mendoza, Río Negro, Salta y Santa Fe y la deuda a pagar crece a USD 2.200 millones.

Al año siguiente, en 2022, se deberán afrontar pagos por USD 1.600 millones. El pico de la deuda de las provincias llegará en 2023, cuando entre todos los distritos deban hacer frente a vencimientos por 2.400 millones de dólares.