Fiscalía de Bolivia imputó a Evo Morales por terrorismo y pidió su detención

La orden fue librada en diciembre cuando el ex primer mandatario ya estaba en Argentina.

La acusación fue emitida por la Comisión de Fiscales Anticorrupción, informó este lunes la Fiscalía General del Estado de Bolivia. Morales se encuentra en Argentina.

La Fiscalía de Bolivia emitió una acusación formal por supuestos delitos de terrorismo contra el ex presidente del país Evo Morales, quien se encuentra en Argentina, en la que pide su detención preventiva.

La acusación fue emitida por la Comisión de Fiscales Anticorrupción, informó este lunes la Fiscalía General del Estado de Bolivia.

La causa tiene su origen tras la aparición de una serie de audios, cuya voz es atribuida al ex mandatario, donde instruye a un dirigente cocalero a bloquear caminos e interrumpir el suministro de alimentos a distintas ciudades. El audio habría sido enviado en medio de los disturbios sociales catalizados por las elecciones fraudulentas en el país.

Según el medio local El Deber, un informe del Centro Tecnológico de Investigación de Colombia determinó hace más de cuatro meses que había una “alta probabilidad de identificación” entre la voz del audio y la del ex mandatario.

La investigación tiene su origen a fines de noviembre cuando el ministerio de Gobierno, al mando de la administración interina de Jeanine Áñez, Arturo Murillo, publicó la información.

El gobierno presentó los cargos de “sedición, terrorismo y financiamiento del terrorismo”, tiempo después dos fiscales pidieron que se aprehendiera a Morales para comparecer ante la fiscalía.

La orden fue librada en diciembre cuando el ex primer mandatario ya estaba en Argentina. Cabe recordar que el Gobierno nacional indicó que no aceptaría extraditarlo.