Ministro de Trabajo Moroni: “El ATP fue un remedio estupendo para las empresas”

Ministro de Trabajo Claudio Moroni

El ministro de Trabajo recordó que desde el Estado se le está pagando la mitad del salario a un 1.900.000 trabajadores y afirmó que están creciendo mucho los créditos a tasa cero para los contribuyentes monotributistas y autónomos.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, calificó hoy de “remedio estupendo” el programa de asistencia estatal ATP de pago de parte de los salarios de los trabajadores de empresas privadas, durante la pandemia de coronavirus.

“El ATP fue un remedio estupendo porque hay actividades que se van abriendo y hay actividades críticas, y dijimos ya que se las va a seguir apoyando hasta diciembre y respecto de las otras iremos ajustando a medida que van evolucionando”, dijo esta mañana Moroni, antes de ingresar a la reunión de gabinete económico, en la Casa Rosada.

“Estamos pagando (parte de los sueldos) a un 1.900.000 trabajadores y están creciendo mucho los créditos a tasa cero” para los contribuyentes monotributistas y autónomos, agregó, ante la consulta de los periodistas acreditados.

“Hay que alentar a la producción argentina, estimular mecanismos y fortalecer el aparato productivo”

En paralelo, el ministro dijo que ahora “hay que alentar a la producción argentina, estimular mecanismos y fortalecer el aparato productivo”, y sostuvo que, “en medio de la pandemia, había que cuidar la salud de la gente”.

“Cuidar la salud de la gente y mantener el entramado productivo es lo que hicimos, con el ATP”, reafirmó Moroni.

Respecto al pedido de unificación de la CGT y la CTA formulado por el presidente Alberto Fernández, Moroni dijo que “a todo el mundo le gustaría tener una CGT unificada” pero destacó que “no es un tema que vaya a resolver el Gobierno”.

“Igualmente, en los hechos, la CTA de Hugo Yasky y la CGT vienen trabajando en forma muy coordinada, así que no veo que haya un problema ahí”, completó.

Al participar el lunes último de la inauguración de un plenario nacional de la CTA, el presidente Alberto Fernández pidió “no aflojar” y que no “dividan” al Gobierno de los trabajadores, y reiteró su propósito de que la CGT y la CTA logren la “unidad” en una sola central obrera.