Dos nuevas escuelas están a punto de finalizarse en Mendoza

Se trata de la Escuela 1-197 Dr. Ventura Gallegos, de Tunuyán, que está al 95% y la contratista debe concluir la pintura exterior y el sistema eléctrico y la Escuela 1-171 Fuerza Aérea Argentina, de Las Heras, edificio en el que solo falta terminar las conexiones de los servicios.

De acuerdo con lo previsto por la Subsecretaría de Infraestructura Escolar, más de mil alumnos de nivel primario podrán verse beneficiados, desde setiembre próximo, con la finalización de dos nuevas escuelas más para la provincia: la 1- 171 Fuerza Aérea Argentina, de Las Heras, y la 1-197 Dr. Ventura Gallegos, de Tunuyán.

Sucede que los trabajos en el establecimiento ubicado en el distrito El Resguardo ya fueron terminados desde el punto de vista estructural y solo resta que se realice la conexión definitiva de los servicios para que luego sea inaugurada.

Mientras tanto, en el edificio educativo ubicado sobre la ruta 92 de Colonia Las Rosas, la intervención está al 95% y la contratista debe concluir detalles menores, como retoques de pintura exterior y parte de la instalación eléctrica, entre otras tareas.

Las intervenciones contaron con una inversión total de $100 millones (con redeterminaciones de precios incluidas), financiados con fondos íntegramente provinciales.

La Dirección de Ampliación y Construcción de Escuelas apunta a que ambos inmuebles comiencen a utilizarse a pleno desde setiembre y sus respectivas comunidades educativas dejen atrás años de espera por un edificio más confortable y amplio, que redunde en calidad para la instrucción de los alumnos.

Entre otras intervenciones que ya se hicieron, las contratistas terminaron toda la mampostería con los correspondientes revoques gruesos y finos en muros, la colocación de pisos en las aulas y galerías.

Asimismo, se terminó la instalación de toda la carpintería metálica y rejas en puertas y ventanas y la ejecución de los playones deportivos en ambos establecimientos.

En el caso de la Escuela Ventura Gallegos, las instalaciones se encontraban con un notorio desgaste ocasionado por el paso del tiempo, dado que el edificio tiene más de 70 años. Y, más allá de que ha sido intervenido varias veces con reparaciones menores, ya necesitaba una sustitución de inmueble.

Los trabajos, que contemplaron 1.200 metros cuadrados de edificio nuevo, estuvieron a cargo de la empresa constructora UTE Iceo SA-Demonte Construcciones SRL.