Dura derrota del Frente de Todos en la gran mayoría de las provincias. “Algo no habremos hecho bien” aseguró Alberto Fernández.

por Redacción

El Frente de Todos plebiscitó su gestión en las PASO 2021 y obtuvo un duro revés en las urnas, incluso en provincias que históricamente le […]

El Frente de Todos plebiscitó su gestión en las PASO 2021 y obtuvo un duro revés en las urnas, incluso en provincias que históricamente le han sido favorables.

Las provincias que fueron la mayor sorpresa fueron Buenos Aires, San Luis, Chaco, Entre Ríos y Chubut.

El Frente de Todos triunfó en  Catamarca, Formosa, La Rioja, San Juan, Santiago del Estero y Tucumán. 

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, dio resultado la estrategia de Horacio   Rodríguez Larreta  trasladar a María Eugenia Vidal y enviar a Santilli a provincia, y sumar la postulación de Ricardo López Murphy y Alejandro Rubinstein. De esta manera Juntos por el Cambio logró  acercarse al 50% de los votos y dejar al Frente de Todos bastante  lejos, con cerca del 27%.

Las provincias donde ganó Juntos por el Cambio

En Mendoza, los candidatos de Cambia Mendoza, que está alineado en el ámbito nacional con Juntos por el Cambio obtenía con sus dos boletas más del 43 por ciento de los votos, mientras que el Frente de Todos, llegaba al 25 por ciento.

En Córdoba que define tres bancas en el Senado, Juntos por el Cambio superaba el 47% de los votos, con las cuatros lista con las que llevó a las PASO. El  oficialismo local, quedó en segundo lugar, con 20 puntos de diferencia. El kirchnerismo, por su parte, sólo consiguió 11% de los votos.

En Santa Fe, que también elige tres senadores, Juntos por el Cambio trepaba al   40 por ciento de los votos, con las cinco listas con las que compitió ante la propuesta electoral del Frente de Todos, que sumaba alrededor del 29%.

En Misiones, el oficialista Frente Renovador perdió de manera inesperada ante las cinco listas de Juntos por el Cambio, que cosechó más del 40 por ciento de los votos. El Frente de Todos, por su parte, apenas alcanzó un lejano tercer lugar, con 17 por ciento de los sufragios.

En Entre Ríos, Juntos por el Cambio lograba una aplastante victoria, por una diferencia de más de 20 puntos, y con la boleta del ex ministro Rogelio Frigerio imponiéndose en la interna de Juntos por el cambio,  mientras que la lista del gobernador Gustavo Bordet quedaba en segundo lugar, con menos del 30.

En Chaco, los candidatos que responden al gobernador Jorge Capitanich quedaba relegados por la interna de Juntos por el Cambio. La diferencia se acercaba al 10%. 

En Santa Cruz, Juntos por el Cambio lograba imponerse por una diferencia de más de 12 por ciento, mientras que el Frente de Todos de la gobernadora Alicia Kirchner llegaba al 26% con casi todas las mesas escrutadas.

En Jujuy la lista del gobernador Gerardo Morales se imponía, por más de 15 puntos de distancia. La lista del Frente de Todos no superaba el 29%.

En la provincia de Buenos Aires se dio la derrota más inesperada, con Victoria Tolosa Paz quedando detrás de la interna que libraron por Juntos por el Cambio Diego Santilli (PRO) y Facundo Manes (UCR).

En Chubut -donde se eligen senadores- también la coalición opositora nacional se imponía con el 40 por ciento de los votos, mientras el Frente de Todos quedaba en segundo lugar.

En Corrientes, el oficialismo local alineado con Juntos por el Cambio se imponía a la lista del Frente de Todos, por más del 22% de los votos de diferencia. La provincia elige también senadores.

En San Luis, la familia Rodríguez Saá, perdió frente a las distintas propuestas electorales opositoras, que tienen terminales.

En Tierra del Fuego, la coalición opositora nacional -con cinco boletas- se imponía con el 36 por ciento de los votos, ante la lista única del Frente de Todos que lograba algo más del 32%.

En La Pampa, que elige tres senadores, el gobernador peronista y el Frente de Todos fueron derrotados por las cinco listas de Juntos por el Cambio, que juntas cosecharon casi 49 por ciento.

En Neuquén, el oficialista Movimiento Popular Neuquino ratificó su liderazgo, ya que con tres listas superaba el 35% de los votos, mientras que Juntos por el Cambio cosechaba el 18% mientras que el Frente de Todos obtenía 15%.

En Río Negro, el oficialista Juntos Somos Río Negro, se imponía con más del 34%, mientras quedaba en segundo lugar Juntos por el Cambio con el 27% y  luego con 24,92%, el kirchnerismo del Frente de Todos.

En Salta, Juntos por el Cambio se imponía  con sus cuatro listas al oficialismo del Frente de Todos.