Luego de la carta de la vicepresidente, los líderes de la oposición reaccionaron y opinaron sobre la crisis que sacude al gobierno nacional

por redaccion

Cristina en su misiva dijo: “No voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de su vocero se hacen sobre […]

Cristina en su misiva dijo: No voy a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de su vocero se hacen sobre mí y sobre nuestro espacio político: Alberto Fernández quería que el Dr. Eduardo De Pedro fuera su Jefe de Gabinete y fui yo la que no estuvo de acuerdo. Mal podría ahora promoverlo para ese cargo”.

También se refirió a los rumores que afirmaban que ella había solicitado la renuncia de  Martín Guzmán. “Me comuniqué con el Ministro de Economía cuando se difundió falsamente que en la reunión que mantuve con el Presidente de la Nación, había pedido su renuncia. Las operaciones son permanentes y, finalmente, sólo terminan desgastando al gobierno. Es increíble que no lo adviertan. Es una pena tanto daño autoinfligido”.

Los dirigentes de la oposición reaccionaron ante el  escrito de la vicepresidente

Alfredo Cornejo: “Leí la carta de Cristina Kirchner y no puedo estar más que asombrado. Su prosa sigue intacta de relato, siempre culpando al otro. La vicepresidenta no actúa “sinceramente” sino justificándose. Es hora que se haga cargo de su decisión y lleve tranquilidad a los argentinos”.

Florencio Randazzo: “Empujar al país a una crisis institucional, solo agravará los problemas y no resolverá ninguna de las urgencias de los argentinos. Las luchas de facciones dentro de un gobierno traen los peores recuerdos. Esas disputas siempre terminaron mal”.

Facundo Manes: “En lugar de redefinir el rumbo del país y traer calma, estresan y confunden aún más a la sociedad en medio de una crisis. Una irresponsabilidad sin precedentes”.

Mario Negri: El presidente debe resolver urgentemente la crisis de poder que él y la vicepresidente ocasionaron. El gobierno está en estado vegetativo”.

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, también se sumó  a las críticas a los representantes del Gobierno nacional. Se refiero a una “descomposición interna en el Kirchnerismo”

“Las urnas siempre dan un mensaje de enorme valor para quienes gobiernan. Pero el mensaje de la ciudadanía nunca es una invitación a paralizar el gobierno, provocar incertidumbre y caer en la irresponsabilidad, afectando la gobernabilidad como están haciendo sino todo lo contrario” 

Y finalizó en su posteo:  “Tienen el deber de salir urgente de esta controversia autoprovocada y ponerse a gobernar para resolver los problemas de la gente, conforme al mandato que se les ha sido asignado en su momento, en vez de seguir perdiendo el tiempo en luchas internas”.