Dólar: se disparó la demanda de los bancos y el BCRA tuvo que vender US$140 millones

por Denis Guillermo Rosales

Si el Gobierno necesitaba alguna demostración sobre la necesidad de poner algún dique de contención a su crisis, esa prueba la tuvo hoy. El Banco Central […]

Si el Gobierno necesitaba alguna demostración sobre la necesidad de poner algún dique de contención a su crisis, esa prueba la tuvo hoyEl Banco Central (BCRA) debió vender US$140 millones de sus reservas en la jornada de mayor volumen operado en la plaza cambiaria oficial en 23 meses (US$ 711,1 millones). Eso demuestra que tuvo que reforzar una oferta de divisas que se mantenía alta -para esta etapa del año- sólo porque se disparó la demanda.

Hay que recordar que con la rigidez del cepo actual, sólo tienen acceso al mercado oficial los importadores, los bancos, las empresas y los ahorristas (con el cupo mínimo de US$200 por mes y para “todo uso”), razón por la cual el salto de la demanda provino del universo de “autorizados”.

La demanda que se despertó en la jornada fue la de los bancos que habían bajado fuerte su Posición General de Cambios (PGC) en los últimos meses apostando a un mercado anestesiado al menos hasta luego de las elecciones de noviembre. Pero en la rueda de hoy salieron en masa a recomponerla porque temen que la crisis del Gobierno asuste a los ahorristas y los lleve a retirar los depósitos en dólares que el sistema tiene bajo administración.

Fue en una jornada en la que el BCRA, además de aportar el 20% de los dólares negociado en plaza, convalidó la suba diaria más alta para el tipo de cambio oficial (a excepción de las que valida luego de cada fin de semana) “desde el 5 de agosto”, apuntó el operador, Gustavo Quintana.

“En una jornada con un nuevo incremento en el volumen, en especial los swaps para la semana que viene que fueron prácticamente la mitad de lo operado, y repunte de la demanda al BCRA no le quedo otra opción que vender”, coincidió Sebastián Centurión, de ABC Cambios.

El billete dólar cerró a $98,16/$98,36 para la compra y venta por unidad, lo que supone un deslizamiento de 6 centavos en el día y 27 en la semana.

Además, se había notado que el BCRA venía interviniendo en las últimas ruedas con menos fuerza sobre los dólares financieros (tal vez para intentar acotar su pérdida de reservas en este contexto de incertidumbre). Eso alcanzó para que el Contado con Liquidación (CCL) y el MEP marcaran máximos de $174,8 y $174,1 antes de reactivarse las ventas oficiales para colocarlos apenas por encima de $172 al cierre de la jornada.

Los depósitos en dólares del sector privado vienen de cerrar agosto con un saldo promedio de US$16.389 millones, presentando un incremento de US$101 millones con respecto a julio. Pero se habían estancado en lo que va del mes, tendiendo a bajar levemente.

El sistema mostraba una liquidez promedió equivalente al 76,4% de ese stock, 4 puntos por debajo de la que tenía hasta febrero pasado.

Con la venta del día, el BCRA cerró una semana que veía tranquila, en materia de reservas, con una pérdida de unos US$70 millones en el global de intervenciones, tras tres ruedas con saldo comprador, una neutra y la del “llamado de atención” del día.

Desde la entidad entienden que esta conducta puede estar relacionada con el clima de intranquilidad que genera en el mercado la crisis política -y la demora en resolverla-, pero destacan que la demanda de las entidades, mientras sea para constituir colchones de liquidez “preventivos”, no afecta a las reservas, ya que se trata de dólares que quedan depositados en las cuentas que los bancos tienen abiertas en el propio BCRA.

Fuente: La Nación