A los 84 muere Patricio Manns, figura fundamental de la música popular chilena

por redaccion

El músico y escritor falleció en la Clínica Bupa de Reñaca, producto de una descompensación que se agravó en los últimos días. Una sensible pérdida […]

El músico y escritor falleció en la Clínica Bupa de Reñaca, producto de una descompensación que se agravó en los últimos días.

Una sensible pérdida enluta a la música y las letras sudamericanas. Patricio Manns (84), uno de los más destacados e influyentes cantautores y escritores chilenos, falleció durante la mañana del sábado en la Clínica Bupa de Reñaca, donde fue internado hace un mes producto de una grave descompensación.

Según confirman desde el entorno del músico, su muerte se produjo cerca de las 09.20 horas de esta mañana, luego que su estado de salud se agravara en los últimos días. Pese a que había salido de la UCI del recinto, una falla multisistémica sumada a la diabetes severa que padecía impidió que el artista se recuperara.

Hace un año, en septiembre de 2020, el autor de Arriba en la cordillera, el Cautivo de Til Til y Llego volando –entre otros himnos de la música popular chilena- había sido hospitalizado en el mismo recinto producto de complicaciones de su diabetes. Por esos mismos días y también en la clínica Bupa de Reñaca, murió su esposa, Alejandra Lastra, a causa de un cáncer.

Oriundo de Nacimiento, en la región del Biobío, llegó al mundo en una familia de músicos, puesto que su padre era un antiguo pianista de jazz y su madre, concertista en piano, aunque ninguno se dedicaba profesionalmente a la actividad musical. Su infancia transcurrió sobre todo en Chiloé. Ahí, al calor de las fogatas, el curanto en hoyo y el guitarreo, comenzó a dar sus primeros pasos como cantautor.

Ya a los 18 años compuso su primera canción, se llamaba Bandido, y llevado en su espíritu inquieto la presentó en el Festival Folclórico de Cosquín, en Argentina, en 1959, y obtuvo el primer lugar. No la interpretó él sino un grupo de la Universidad de Concepción.

Así llegó 1965, un año crucial para él, porque llegó al círculo que fundó la llamada “Peña de los Parra”, administrada por los hermanos Isabel y Ángel Parra. En esas noches de música y vino navegado nació un movimiento que hizo historia en la música chilena. “Siempre se dijo que Ricardo García bautizó a la Nueva Canción Chilena y al Neofolclore. El movimiento nació en la Peña de Carmen 340, luego conocida como la Peña de los Parra. Eso fue en abril de 1965. Los integrantes éramos Isabel y Ángel Parra, Rolando Alarcón y Víctor Jara”, recordó Manns en 2019.

Ahí nace el primer gran punto de trascendencia del chileno: con las imágenes de Violeta Parra y Víctor Jara como fuentes incomensurables, establece la figura del cantautor inquieto, del hombre que busca entre el folclore, la Nueva Canción, el cancionero latinoamericano, la poesía y hasta algunas vanguardias propias de la época. En rigor la figura del cantautor se ayudó a consolidar en Chile gracias a la huella de Manns.

Así inició una prolífica carrera musical, que combinó con la actividad literaria. Publicó una serie de libros, el primero fue en 1963 llamado De noche sobre el rastro. Una novela reeditada solo cuatro años después con ese título, ya que en su versión original se llamaba Parias en el vedado. Con ella ganó el Premio Alerce de la Sociedad de Escritores de Chile, cuando la entidad era un faro de la literatura nacional. En su obra mezcló géneros como la novela histórica, el ensayo e incluso el periodismo.

Tras el golpe, debió partir al exilio, primero a Cuba, luego a Francia, donde conoció a Alejandra Lastra, quien sería su esposa y algo así como la mujer que lo sacó del período más áspero de su existencia. Con ella partió a Suiza. Regresó a Chile en 1990. No se separaron más y en las últimas décadas ella funcionó como su mánager.

En sus últimos años, ya de vuelta en el país, se encontraba viviendo en Concón. Sus últimos trabajos artísticos fueron los álbumes La tierra entera (2010) y La emoción de vivir (2016), y los libros Cantología (2004), Los dolores del miembro fantasma (2014) y Música prohibida (2014).