Con una gran remontada, el Tomba rescató un punto ante Newells

por Denis Guillermo Rosales

Seguramente queda la sensación de que se perdieron dos puntos. Sobre todo por ser local y porque la imagen directa que queda es la más […]

Seguramente queda la sensación de que se perdieron dos puntos. Sobre todo por ser local y porque la imagen directa que queda es la más reciente, o sea, la del segundo tiempo. Pero lo cierto es que el trámite para Godoy Cruz pintaba muy complicado ante Newells, con derrota parcial por 2 a 0 al irse a las duchas y por varios interrogantes que quedaban de esa actuación parcial. Por ese motivo, cuando la cabeza y la sangre se enfríen, el punto conseguido en esta fecha 14 debería ser más valorado.

No fue una tarde más. El Tomba volvió al Malvinas Argentinas para recibir a su público, que retornó con mucha alegría que estuvo contenida por largos meses. Los hinchas cantando por el Morro García a los 18 minutos aportó la siguiente gran emoción de la jornada, pero algunos minutos más tarde empezaron los problemas para el equipo de Diego Flores. Los goles de Manuel Capasso a los 30 y Jonathan Cristaldo de penal en tiempo de descuento estiraron en la chapa en forma exagerada y hacían cuesta arriba la situación para el complemento.

Fueron algunos minutos los que le llevó al Bodeguero engranar y agarrar el ritmo que venía demostrando en los últimos partidos. Y empezó a ser una máquina. Martín Ojeda ya había avisado con un terrible bombazo que sacudió el travesaño de Aguerre y luego terminó encontrando sus premios a los 12 y a los 37. Godoy Cruz se llevó por delante a su rival y pudo haberlo ganado. Incluso pudo perderlo en una contra sobre el final. La actitud estuvo. El Tomba sigue siendo peligroso. Supo levantarse de un inicio adverso y demostró que está para más.