Noel Barrionuevo, capitana y emblema de Las Leonas, se retiró del hockey: la emotiva carta que compartió

por Redacciones

Los Juegos Olímpicos suelen marcar un quiebre en los deportistas y los de Tokio 2020 fueron el cúlmine en la carrera de Noel Barrionuevo como jugadora de […]

Los Juegos Olímpicos suelen marcar un quiebre en los deportistas y los de Tokio 2020 fueron el cúlmine en la carrera de Noel Barrionuevo como jugadora de hockey. Luego de analizarlo y a tres meses de la competición en la capital japonesa, la capitana de Las Leonas anunció su retiro y explicó en una carta en Instagram sus motivos y sobre cuál será su horizonte.

“Siempre son tristes las despedidas”, comenzó Noel, que tiene 37 años y fue referente del seleccionado con el cual salió campeona del mundo en Rosario 2010 y consiguió tres medallas olímpicas: bronce en Pekín 2008 más las platas en Londres 2012 y Tokio 2020, donde en la final perdieron (3-1) con Países Bajos.

“No hay manera de maquillar la nostalgia. Más cuando se trata de lugares en donde una fue tan feliz. Pero ha llegado el momento de anunciar el retiro. Solo me queda agradecer a todos los que fueron parte de este hermoso camino y que me acompañaron en el trayecto, enseñándome, acompañándome, respaldándome. En cada paso”, continuó quien además con Las Leonas suma siete medallas en Champions Trophy (cinco de oro y dos de plata) y cuatro en Juegos Panamericanos (dos de oro y dos de plata). En total, disputó 337 partidos en el equipo argentino.El posteo y la carta de Noel BarrionuevoEl posteo y la carta de Noel Barrionuevo

Barrionuevo estaba entre las convocadas por Fernando Ferrara, nuevo entrenador del seleccionado, para arrancar esta nueva etapa que tiene como objetivo inmediato la Copa Panamericana, FIH Pro League y Copa del Mundo.

Pese a su gran momento y su exitosa carrera en Las Leonas, luego de los Juegos de Río 2016 fue marginada del plantel por el entonces entrenador Gabriel Minadeo. En 2017, al volver al equipo aseguró: “No quería que me retiraran así de Las Leonas. Le quería dar un cierre lindo a mi carrera, más que nada por mí, por todo lo que yo le di al hockey tanto personal como deportivamente”. Al recordar ese episodio, en la previa de Tokio 2020 indicó: “Mi familia estuvo siempre y creo que fue el sostén para que hoy esté acá”.

Noel desde sus años 15 que vistió los colores del seleccionado argentino en los conjuntos juveniles. Por eso le dedicó un lugar en su despedida a su familia, el gran sostén a lo largo de su carrera.

“También quiero agradecer de manera muy especial a mi familia, que en todo momento estuvo ahí para bancarme, para contenerme. Ya sea desde la tribuna o por la tele, nunca se perdían un partido. Eso me ayudaba a competir con confianza. A salir a la cancha con la certeza de que no estaba sola. Mi familia fue mi refugio”, reconoció.Noel y una selfie con sus compañeras tras conseguir la plata en Tokio 2020 (Photo by Anne-Christine POUJOULAT / AFP)Noel y una selfie con sus compañeras tras conseguir la plata en Tokio 2020 (Photo by Anne-Christine POUJOULAT / AFP)

Con solo 4 años dio sus primeros pasos en el hockey y su primer equipo fue Banade en el barrio de San Isidro, con quien iba acompañada de sus dos hermanas, que luego no continuaron el mismo rumbo del deporte.

Más tarde su carrera profesional comenzó en el club Ciudad de Buenos Aires y es coordinadora del hockey de San Lorenzo. Está en pareja del ex DT del seleccionado de básquet, Sergio Hernández, y avisó que a modo de hincha seguirá de cerca a sus ex compañeras en sus futuras competencias. “Acompañaré desde donde me toque”, aseguró.

CARTA DE NOEL BARRIONUEVO

Siempre son tristes las despedidas. No hay manera de maquillar la nostalgia. Más cuando se trata de lugares en donde una fue tan feliz. Pero ha llegado el momento de anunciar el retiro. Solo me queda agradecer a todos los que fueron parte de este hermoso camino y que me acompañaron en el trayecto, enseñándome, acompañándome, respaldándome. En cada paso. A los que con un “reto” me hicieron mejor persona y deportista. A mis compañeras de Selección. A todas y a cada una. Desde el primer día hasta el último aprendí de ellas. Todos los instantes vividos, los viajes, las concentraciones, las alegrías, las tristezas, las emociones, las decepciones, las risas… Son imágenes y sensaciones que me acompañarán por siempre.

También quiero agradecer de manera muy especial a mi familia, que en todo momento estuvo ahí para bancarme, para contenerme. Ya sea desde la tribuna o por la tele, nunca se perdían un partido. Eso me ayudaba a competir con confianza. A salir a la cancha con la certeza de que no estaba sola. Mi familia fue mi refugio.

De ahora en más seré la hincha número 1 de esta Selección. En cada torneo, en cada partido: lo prometo. Acompañaré desde donde toque. Porque sé muy bien lo que es estar ahí. Sé lo que implica esa responsabilidad. Representar a Las Leonas fue, con absoluta seguridad, el máximo orgullo de mi carrera. Y eso no se va a diluir con el paso de los años. Por la simple razón de que me marcó a fuego.

Se cierra una etapa muy importante de mi vida. Estoy contenta y en paz con la decisión de retirarme. Llego a este día con la tranquilidad de quien dejó el corazón en la cancha y ponderó siempre el trabajo y el compromiso como valores centrales. Gracias a todos por enseñarme, por hacerme crecer como deportista y sobre todo, ¡como persona!