Omar De Marchi: “El radicalismo no tiene candidatos a presidente claramente posicionados”

por Redacciones

El diputado nacional del PRO por Mendoza Omar De Marchi aseguró este domingo que Juntos por el Cambio “tiene tres candidatos claros para el próximo tiempo que son Patricia […]

El diputado nacional del PRO por Mendoza Omar De Marchi aseguró este domingo que Juntos por el Cambio “tiene tres candidatos claros para el próximo tiempo que son Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri”, a la vez que señaló que “el radicalismo no tiene candidatos a presidente claramente posicionados”.

En una entrevista que le realizó la agencia Noticias Argentinas (NA), el vicepresidente primero de la Cámara baja aclaró que aún no toma partido por ninguno de los tres líderes del PRO con posibilidades de ser candidatos en 2023, y aguardará a que cada uno de ellos -en caso de confirmar sus aspiraciones presidenciales- dé cuenta de sus propuestas en términos de federalismo.

“Junto a una serie de dirigentes del PRO del Interior estamos articulando un grupo federal que tiene como objetivo que las provincias tengan impacto en las decisiones partidarias y eventualmente del Gobierno si nos toca ganar en 2023. Es necesario una mirada mucho más federal y abierta. Fue un problema cuando gobernamos. Todas las decisiones venían de Buenos Aires”, explicó el mendocino.

Sobre el tema: El PRO mendocino busca ser neutral en la interna que generó Larreta rumbo al 2023. El alcalde de CABA ya reunió a su equipo y anticipó la pelea con Bullrich. Un grupo de dirigentes federales, con De Marchi incluido, trata de que las provincias no queden en el medio. Cómo afecta a Cambia Mendoza.

De Marchi sobre futuras alianzas: “No estamos lejos de Schiaretti y de Milei tampoco”.

– ¿Cómo le cayeron las expresiones de Gerardo Morales sobre la deuda tomada con el FMI durante la gestión de Macri?

– El problema de la Argentina ha sido más que la deuda el déficit crónico que motivó la toma de deuda. Eso lo contrarrestás emitiendo sin respaldo como hace este Gobierno o pidiendo plata o poniendo más impuestos. El Gobierno de Macri fue una excepción porque tomó el país con un déficit primario del 4,75 y lo entregó prácticamente en cero. Se hizo un esfuerzo muy grande en cuatro años para ordenar la economía y volver a crecer. De hecho, haber perdido las elecciones en 2019 tiene que ver con haber intentado transparentar la economía, ordenar la política de subsidios.

– ¿Cree que si ganaba Macri en 2019 la situación económica sería más favorable en la actualidad?

– No tengo ninguna duda de que el contexto hubiera sido totalmente distinto y claramente favorable. La deuda se hubiera renegociado en dos o tres meses. No hubiera habido ningún tipo de problema y el país hubiera estado -aún con pandemia- con una expectativa de crecimiento y no el desastre que tenemos. Alberto Fernández recibió una economía con prácticamente déficit cero. Ahora tenemos proyectado un déficit de casi cinco puntos.

– ¿Qué piensa sobre la adhesión de los gobernadores radicales al Consenso Fiscal que en los hechos contribuirá a agrandar el déficit?

– No estoy de acuerdo con la firma del Consenso fiscal al cual el Gobierno nacional sometió bajo extorsión a los gobernadores. Los gobernadores radicales dijeron que en sus provincias no van a aumentar los impuestos. No estoy de acuerdo porque la Argentina es una sola.

– ¿Qué motivó la presentación del proyecto para reducir el IVA al 18% y los derechos de exportación del que fue firmante?

– El objetivo principal tiene como ver con poner arriba de la mesa el eje central de la discusión en Argentina, que es bajar el gasto y no subir impuestos. Siempre la discusión es ver qué impuesto aumentamos y lo que planteamos con este proyecto -independientemente de la vialidad- es discutir cómo bajamos los impuestos y no aumentar el gasto. Tiene que ver con la simbología de que el camino es bajar el gasto y no aumentar impuestos.

– El proyecto también fue firmado por Javier Milei. ¿Qué piensa sobre las suspicacias que generó eso en la UCR y la Coalición Cívica?

– Firmar un proyecto entre sectores con los que podemos tener pensamientos parecidos es muy común. Si más diputados coinciden en que hay que bajar el IVA, mejor porque eso va generando consensos El problema central de Argentina es la falta de acuerdos.

– ¿Con qué sectores Juntos por el Cambio debería tender puentes para ampliar la coalición?

– Hay muchas coincidencias con determinados sectores en la Argentina. Por ejemplo el peronismo más moderado, como el que representa Juan Schiaretti. No estamos lejos de Schiaretti. Con Milei tampoco. Los acuerdos tienen que estar enlazados al futuro y no al pasado, porque si seguimos diciendo que aquel es peronista, que aquel es radical, nos vamos a dividir y eso no sirve. Hay que poner mucho foco para ver qué nos une hacia adelante

– ¿Qué dirigentes ve con posibilidades de ser candidato presidencial por Juntos por el Cambio?

– Yo veo tres candidatos claros para el próximo tiempo que son Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri, al que no hay que descartarlo. Lo que deberíamos hacer es encontrar los caminos para resolver la interna de la mejor manera.

– ¿Y en el radicalismo?

– El radicalismo no tiene candidatos a presidente claramente posicionados.

– ¿Usted se siente más cerca de alguno de los tres posibles candidatos del PRO?

– Junto a una serie de dirigentes del PRO del Interior estamos articulando un grupo federal que tiene como objetivo que las provincias tengan impacto en las decisiones partidarias y eventualmente del Gobierno si nos toca ganar en 2023. Es necesario una mirada mucho más federal y abierta. Fue un problema cuando gobernamos. Todas las decisiones venían de Buenos Aires.

– ¿Es decir que antes de alinearse por un candidato del PRO van a escuchar las propuestas que tengan sobre federalismo?

– Sí. Es necesaria una agenda federal efectiva y agresiva.

– Rodríguez Larreta ya armó una mesa de trabajo para construir su candidatura presidencial. ¿Le parece prematuro?

– No. No está mal que los equipos que pretenden gobernar un país empiecen a trabajar con tiempo para prepararse. Y hacerlo público me parece correcto porque lo otro sería hipócrita. Un gobierno no se desarrolla desde el momento en que te toca asumir. Hay que trabajar con mucha anticipación. El ejemplo contrario es este Gobierno que no formó un equipo económico hasta poco tiempo antes de asumir. Guzmán no sabía que iba a ser ministro hasta una semana antes. Llegaron absolutamente improvisados a la sesión.