Con Suarez en Mendoza, el Gobierno evaluará la presentación de un nuevo pedido de laudo por Portezuelo

por Redacciones

Una de las primeras tareas que afrontará el gobernador Rodolfo Suarez al retornar de sus vacaciones este fin de semana será la evaluación de la presentación de […]

Una de las primeras tareas que afrontará el gobernador Rodolfo Suarez al retornar de sus vacaciones este fin de semana será la evaluación de la presentación de un nuevo pedido de laudo presidencial por Portezuelo del Viento, obra por la que llegará un nuevo desembolso este viernes.

Este 28 de enero se vence la décima cuota de la compensación que la Nación abona a la provincia como indemnización por regalías petroleras mal liquidadas. Se trata de US$ 52.759.046 del total de 1.023 millones de dólares que están previstos como primer fin, para la construcción de Portezuelo del Viento.

Los desembolsos, que se han dado regularmente cada tres meses, ya acumulan 320 millones en las arcas de Mendoza, resguardados en un fideicomiso.

Esta nueva transferencia se dará en medio de la incertidumbre por el laudo presidencial sobre el informe de pacto ambiental de Portezuelo.

Portezuelo del Viento, trabado

Después de que el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, respondiera el pronto despacho de Suarez aduciendo que el Gobierno de Mendoza no hizo una presentación formal para iniciar el requerimiento del laudo presidencial, el gobernador anticipó que haría un nuevo pedido.

Si bien desde el Gobierno consideran que el paso sí se cumplió de manera efectiva al momento de la reunión del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO) cuando Suarez rechazó el desarchivo del estudio de impacto ambiental e invocó el arbitraje, entienden que es un formalismo con el que tendrán que avanzar si pretenden que efectivamente el presidente Alberto Fernández dictamine sobre la cuestión.

Desde Nación pretenden que los desacuerdos se negocien entre las provincias involucradas, especialmente entre La Pampa y Mendoza (Neuquén, Río Negro y Buenos Aires apoyaron el reclamo pampeano sobre un nuevo estudio) pero en Mendoza entienden que esa vía ya se agotó en aquel encuentro de junio de 2020 por lo que insistirán con que sea el Presidente quien lo resuelva, para brindarle seguridad jurídica a la obra.

Hasta tanto no haya un laudo presidencial sobre el impacto ambiental de Portezuelo del Viento, Suarez no adjudicará la obra“, reconoció Ibáñez a Diario UNO hace una semana. Pero esa definición llevará un buen tiempo.

El primer paso será presentar por escrito el pedido de arbitraje, situación que recién se resolverá en los primeros días de febrero.

Después de ello, el ministro De Pedro tendrá 15 días hábiles para formalizar la solicitud ante Alberto Fernández y a partir de entonces se abrirá un plazo de 60 días para notificar a las partes y recoger la prueba necesaria para laudar. De hecho, si así lo considerara, el Presidente puede ampliar ese lapso para tomar una decisión.

Lo que decida será inapelable para las partes. Recién entonces sabremos si el estudio de impacto ambiental presentado por Mendoza es suficiente o no.

Mientras tanto, en el Gobierno siguen evaluando los llamados “plan B” aunque insisten con que la construcción de Portezuelo del Viento sigue siendo la prioridad.